Aumenta la liquidez sin acumular deuda

Descuento de pagarés para el pago del IVA

Empresas y autónomos deben liquidar periódicamente el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a la Agencia Tributaria. Las fuertes salidas de efectivo, como el pago del IVA, pueden desequilibrar gravemente la tesorería del negocio. Por ello, es imprescindible contar con una fuente de liquidez segura para atender esta necesidad de financiación, como el descuento de pagarés.

Descuento de pagarés para el pago del IVADescuento de pagarés para el pago del IVA
  • linkedin
  • google+


Qué es el IVA



El IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo y en el que las empresas y los autónomos actúan como recaudadores para el Estado. Así, cuando la empresa vende un producto o servicio retiene el IVA. Igualmente, la empresa debe pagar el IVA de los productos y servicios que adquiere.



La diferencia entre estas dos cantidades debe ser entregada a la Hacienda Pública en la fecha estipulada. Así, el calendario del contribuyente de la Agencia Tributaria se convierte en un auténtico camino de baches para muchas empresas y autónomos. Los negocios deben pagar el IVA de forma periódica y sin incidentes, o se enfrentan a sanciones económicas muy importantes.



Efectos sobre la tesorería



Debido a las propias dinámicas de plazos de cobro y de pago de la empresa, la tesorería puede no encontrase en un buen momento para cubrir semejante desembolso. Además está el riesgo de los vaivenes en el mercado financiero, que amenaza con dejar sin crédito a las empresas de forma regular, por lo que la bancaria no es una fuente del todo fiable.



Una solución muy eficaz para el pago periódico del IVA es el descuento de pagarés. Descontar pagarés permite a las empresas convertir las ventas que realiza a plazo a sus clientes y que cobra mediante estos documentos comerciales en liquidez inmediata, sin esperar a la fecha de cobro estipulada.



Características del descuento de pagarés
 



  • El descuento de pagarés permite obtener liquidez en menos de 24 horas para pagar impuestos como el IVA o cualquier otro gasto de la empresa.
     

  • Convierte la cuenta de clientes del balance en tesorería.
     

  • No incrementa la deuda en el balance ni la CIRBE.
     

  • No se tiene en cuenta la capacidad de pago de la empresa que solicita la financiación, sino de quien emite el pagaré a descontar.


Cómo funciona



Cuando la empresa o el autónomo necesita liquidez para pagar el IVA, reúne uno o varios pagarés de sus clientes y acude a una entidad especializada en descuento de pagarés, como Gedesco, que actualmente ofrece precios muy competitivos, desde el 3,75 % interés nominal anual.



La empresa analiza la solvencia de los emisores de ese papel comercial para determinar la probabilidad de impago y da una respuesta en menos de 24 horas. En caso de tratarse de una operación viable, la entidad financiera ingresa el importe de los pagarés en la cuenta corriente del cliente, previo descuento de los intereses.