Descubre cómo tener vida social si eres emprendedor

Un emprendedor hace de todo a lo largo de su día, es el departamento de ventas, de marketing, de desarrollo, de innovación, de recepción, de administración, de contabilidad…

Descubre cómo tener vida social si eres emprendedorDescubre cómo tener vida social si eres emprendedor
  • linkedin
  • google+

Es decir, no tiene vida social. Además, el teléfono móvil suena a cualquier hora y los emails se reciben también en cualquier momento, da igual que sea sábado, domingo o martes a las tres de la madrugada.

Nos hemos acostumbrado a ese tipo de vida y nos hemos dado cuenta de que la libertad profesional tiene un coste muy alto y llega un momento en el que empezamos a pensar si ese coste compensa, si no tener vida social ni personal es un precio demasiado alto.

Pero es hora de aprender a gestionar nuestro tiempo para poder encontrar esos momentos para nosotros y para disfrutar con otras personas, para ir a un bar y tomar algo sin mirar el móvil, para ir al cine con un amigo o para hacer un viaje. Y ¿cómo lograr ese tiempo? A continuación, te proponemos algunas claves que harán que ganes tiempo para tu vida social:

Prioriza.

Antes de nada, de entre todas las tareas que tienes que realizar, es importante que priorices aquellas que suponen un beneficio para tu negocio sobre aquellas que no supone un beneficio o que éste es muy bajo y que además suponen un gran esfuerzo.

Aprende a negarte.

Si queremos sobrevivir y ganar tiempo para nuestra vida social, es necesario decir que no. Si hay un trabajo que sentimos que lo vamos a hacer por compromiso, es mejor decir que no desde el principio y recomendar a otra persona de confianza para que lo haga. Puede parecer duro decir que no, pero al final se trata de actuar con honestidad y de respetar nuestra vida y nuestro trabajo.

Protege tu tiempo.

Podemos establecer, por ejemplo, un día a la semana para quedar con nuestros amigos, de forma que siempre que tengamos una reunión o un viaje, deberemos respetar ese momento. De forma excepcional podemos fallar un día, pero la regla general será lograr el respeto a ese tiempo, a nuestra vida personal.

Planifica tu semana.

Antes de que comience cada semana, por lo general, ya sabemos qué trabajo vamos a tener que hacer, qué reuniones vamos a tener, a quién vamos a tener que llamar etc. Se trata de hacer un calendario semanal para tener un orden en las tareas y saber qué tareas son prioritarias y cuáles vamos a tener que hacer antes. Si planificamos las tareas, veremos que quedan momentos que podremos aprovechar para nuestra vida.

Si es posible: delega.

Nadie hará el trabajo exactamente como tú lo haces, pero eso no quiere decir que esté mal, sino que es diferente. Si tenemos a una persona que nos puede ayudar en la empresa, debemos aprender a delegar todas aquellas tareas que no sea estrictamente necesario que realicemos nosotros.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.