El inconformismo es la clave del éxito

El cocinero David Muñoz muestra sus secretos de emprendimiento e innovación

El cocinero David Muñoz, que ha conseguido tres Estrellas Michelin en su restaurante DiverXo, muestra cuales son las cualidades para llegar a la cima y convertir las buenas ideas y los sueños en proyectos de futuro, rentables y de éxito.

David Muñoz muestra los secretos del emprendimiento y la innovaciónImagen: Diverxo
  • linkedin
  • google+

El chef, que siempre busca el límite de la perfección, resume en diez frases recogidas por Tiempo de Management los secretos para lograr la excelencia en el emprendimiento y la innovación:

1-Si quieres ser vanguardia y lograr el éxito empresarial, el número nueve no sirve, es imprescindible el diez.

2-Si siempre estás buscando el diez, al final te vas a hacer mejor a ti mismo.

3-No puedes decirle a otro que eres bueno, si tú mismo no te lo crees.

4-Para lograr las metas propuestas, es necesario un gran esfuerzo, sacrificio y valentía.

5-Cuanto más sueños consigues, más surgen…Esto es un no parar.

6- La persistencia debe ser uno de los puntos fuertes de todo emprendedor, porque como dicen, el emprendimiento tiene mucho que ver con seguir insistiendo hasta que el éxito por fin aparece.

7-El éxito nunca debe ser el fin, sólo la consecuencia de lo que haces. ¡Entonces conseguirás tus sueños!

8-No conformarse con lo que uno hace lleva a buscar nuevas salidas, nuevas fórmulas, nuevas metas que alcanzar, en definitiva, subir siempre nuevos peldaños.

9-El emprendedor debe luchar por innovar en su día a día, con el objetivo de alcanzar la superación a todos los niveles.

10-La mejor forma de hacer vanguardia e innovación es imaginar sueños inalcanzables y poner los medios para cumplirlos.

Uno de los cocineros más talentosos, vanguardistas e innovadores del panorama culinario actual, se define como una persona que no busca el éxito. Basa su filosofía en continuar aprendiendo, creciendo y disfrutando, en cada momento, con lo que uno desarrolla, siempre persistente, efectuando un esfuerzo “descomunal” y, estando al “pie del cañón”, como hacen los grandes líderes.