Cuidado con los ladrones de ideas

Si tienes una idea de negocio, debes ser cauteloso y protegerla. Te damos algunos consejos.

Cuidado con los ladrones de ideasCuidado con los ladrones de ideas
  • linkedin
  • google+

Muchos inventores y emprendedores a lo largo de la historia realmente no inventaron lo que se les atribuye, sino que lograron que funcionara de otra forma o de alguna manera lo perfeccionaron.

Se dice que Thomas Alba Edison inventó la bombilla eléctrica, pero en realidad en el año 1879 cuando Edison comenzó sus investigaciones sobre la luz eléctrica, varios laboratorios habían patentado ya sus lámparas, pero no habían logrado encontrar un material que fuera capaz de mantener la bombilla encendida mucho tiempo. Edison probó con muchos materiales hasta que encontró el filamento de bambú carbonizado que lograba mantener la bombilla encendida durante muchas horas.

Los emprendedores tienen mucho miedo a veces de exponer sus ideas ante otros emprendedores o inversores por si alguna persona se apodera de la idea, la hace suya y la explota. En el entorno del trabajo también puede darse el caso de que comentemos una idea para mejorar algún proceso de la empresa en un ambiente distendido de una comida con compañeros y que un “ladrón de ideas” la haga suya. En ambos casos debemos ser siempre muy cautelosos y reflexionar antes de comentar nuestras ideas.

A continuación, te proponemos algunos consejos para proteger tus ideas de negocio de otras personas que quieran aprovecharse de ellas y utilizarlas:

 

  • Acude a inversores profesionales. En el momento de solicitar financiación, intenta acudir a empresas de prestigio y a inversores o business angels profesionales, de esa forma te aseguras que van a respetar tu idea, porque está en juego su prestigio. Si tienes que acudir a inversores que no sean profesionales intenta que no sean de tu mismo sector porque podrían tener más capacidad que tú para poner la idea en marcha.
  • No cuentes todo. No es necesario que cuentes tu idea al detalle, da algunas ideas generales, pero sin especificar, sobre todo en los casos en que te encuentres ante inversores o business angels no profesionales, como decíamos anteriormente. Lo importante es proteger aquello que es nuestra propuesta de valor, lo que nos hace diferentes de nuestros competidores.
  • Firma acuerdos de confidencialidad. Otra manera de proteger tu idea es hacer firmar a aquellas personas ante las que presentes tu negocio un acuerdo de confidencialidad, de forma que se pueden establecer sanciones económicas en el caso de no respetar ese acuerdo.
  • Protege tu idea con una patente. Lo más seguro para proteger una idea de negocio, sobre todo si se trata de un producto o servicio de tipo tecnológico, es patentar la idea. Para ello es necesario acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas para obtener información y conocer los precios.
  • Advertencias en los correos. En los correos electrónicos que envíes a posibles inversores, puedes incluir a pie del correo una advertencia en relación a que el contenido y documentos adjuntos al correo son propiedad de tu empresa. Esto puede ser disuasorio para las personas malintencionadas que piensen en robarte tu idea.

No obstante, en general, cuando tenemos una idea de negocio, debemos extremar las precauciones y reflexionar y proteger esa idea antes de transmitirla para tener la tranquilidad de que nadie se aprovechará de la situación.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.