Cuentas anuales: una vez al año no hace daño

Dado que el día 30 de Julio, seis meses después del cierre del ejercicio de cada año, es el último día para muchas empresas para la presentación dentro del plazo que establece la Ley de Sociedades de Capital de las Cuentas Anuales, trataremos de explicar qué son, qué elementos las componen y de que forma se deben elaborar. 

Cuentas anualesCuentas anuales: una vez al año no hace daño
  • linkedin
  • google+

Esta presentación es obligatoria para que las cuentas queden inalterables después de cada ejercicio y sean visibles de forma pública, evitando que se puedan modificar los balances ni cuenta de resultados de un determinado año. En el caso de las grandes sociedades también implica la obligatoriedad de mostrar claramente la marcha del negocio de cara a los informes de riesgo de las aseguradoras y del resto de inversores.

DEFINICIÓN

En primer lugar, las Cuentas Anuales se pueden definir como los documentos que recogen toda la información financiera de una empresa y que sirven para que cualquier persona interesada en tener acceso a la misma, pueda obtenerla de forma unificada y comprensible.  

COMPOSICIÓN

Las Cuentas Anuales deben tener los siguientes elementos:

  • Balance: está compuesto por Activo y Pasivo y representa una imagen estática y concreta en el tiempo de la situación de la empresa. En él, se reflejan los bienes y derechos, así como el patrimonio y las obligaciones de la compañía.

Para su formulación es obligatorio reflejar los datos a fecha de cierre del ejercicio (que              lo más habitual es que coincida con el año natural) y los del año inmediatamente          anterior, de forma que se pueda hacer una comparativa y ver en qué partidas se ha              producido la evolución.

  • Cuenta de Pérdidas y Ganancias: la forman las cuentas de Ingresos y Gastos. Permiten ver cuál ha sido la marcha de la Sociedad a lo largo del ejercicio y cuál ha sido el resultado que ha obtenido (beneficio o pérdida), incluyendo en el primer caso el Impuesto sobre Sociedades. 

Se debe reflejar cómo la suma de todos los ingresos que obtenidos a lo largo del año (sean ordinarios, esto es, que tengan relación con el desarrollo de la actividad como pueden ser las ventas de artículos, o extraordinarios, es decir, que no sean movimientos cotidianos, como puede ser la venta de una nave) se les deben restar todos los gastos que se hayan sucedido dentro del año (del mismo modo que con los ingresos, se deben incluir aquellos de naturaleza ordinaria, como la compra de mercaderías y los extraordinarios, como puede ser la venta de una maquinaria. 

  • Estado de Cambios del Patrimonio Neto: es el elemento que sirve para completar los datos recogidos en el Balance y en la Cuenta de Pérdidas y Ganancias, informando de todas aquellas operaciones o movimientos relacionados con los Fondos Propios o el Patrimonio de la Sociedad, sea por el resultado económico del ejercicio, por actos realizados por los Socios, como puede ser una ampliación de capital o el reparto de dividendos, u otras que influyen directamente en los Fondos Propios, como puede ser la recepción una subvención o un legado. 
  • Estado de Flujos de Efectivo: con él se pretende dar información sobre la evolución y forma de financiarse que tiene la empresa, sea mediante la obtención de recursos externos a la empresa (créditos bancarios) o con las operaciones habituales de su actividad, y evaluar la liquidez de la misma. 
  • Memoria: permite aclarar y ampliar la información sobre la empresa, explicando, por ejemplo los criterios que se han aplicado en las partidas recogidas en los anteriores Estados Financieros. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.