Hacer sonreír ayuda al recuerdo de marca

Cuatro claves para usar el humor en tus mensajes publicitarios

Las frases cómicas y graciosas se han empleado en publicidad desde los inicios con el objetivo de llamar la atención de los consumidores. El humor produce placer en los espectadores, creando simpatía hacia el producto y seducción, indican desde Digital Marketing Trends. 

Cuatro factores que no debes olvidar al utilizar el humor en tus mensajes publicitariosCuatro claves para usar el humor en tus mensajes publicitarios
  • linkedin
  • google+


Los especialistas en marketing reconocen el enorme potencial de divulgación que tiene el humor, dado que cuando un espectador sonríe al ver un anuncio de publicidad, lo más probable es que llegue a pensar que el producto es bueno, porque le hace sentir felicidad. Esto produce que se sienta atraído de forma inconsciente hacia lo que ofrece la empresa.



El uso del humor en publicidad tiene una gran influencia en el consumidor. Se puede hacer sonreír al público, compartir con él situaciones de alegría, reírse de uno mismo y de situaciones cotidianas, pero teniendo un cuidado especial para no llegar a ser ofensivo, recomiendan desde la agencia de marketing.



 




 



Ante esto, existen cuatro factores que no hay que olvidar cuando una empresa realiza una campaña de marketing basada en un formato audiovisual y con un toque de humor:



1-El mensaje debe estar personalizado y estar acorde con el estilo de la marca a promocionar. Para que el espectador se encuentre cómodo, debe armonizar con el contexto de la empresa.



2-Tener en cuenta dónde se va a proyectar el anuncio, sin olvidar la nacionalidad de las marcas. Hay lugares donde el uso del humor, como en Argentina, está a la orden del día. Sin embargo, en ciertos países europeos, los espectadores pueden no entender determinado tipo de humor y no concebir este tipo de comunicaciones publicitarias.



3- Analizar al público objetivo de cada marca es importante para poder adaptarse a la personalidad y gustos del colectivo al que se dirigen los mensajes. Cuanto más acorde esté el mensaje con el carácter y forma de pensar del receptor, más atraído se sentirá hacia la empresa anunciante, con lo que se multiplicarán las opciones de viralización.



4-Colocar el vídeo en las plataformas adecuadas para que llegue a un elevado número de personas. En la actualidad, no es necesario realizar una inversión muy grande para realizar una producción publicitaria y que lo vean millones de consumidores.



Con estas actuaciones, es posible llegar a nichos mucho más concretos y obtener una respuesta superior por parte del consumidor. Un videomarketing debe estar presente, como mínimo, en YouTube o Viddler, para mostralo a continuación en las redes sociales o en nuevos canales como VOD -o 'vídeo bajo demanda'- o blogs en los que se reúnen producciones de humor.