Cuando los grandes se equivocan, tres errores tecnológicos de antología

A veces cometemos el error de considerar que los fallos en la aplicación de las nuevas tecnologías, especialmente de elementos tan susceptibles como por ejemplo las redes sociales, es patrimonio de las pequeñas empresas con pocos recursos para departamentos específicos

Errores tecnológicosCuando los grandes se equivocan, tres errores tecnológicos de antología
  • linkedin
  • google+


Nada más lejos de la realidad, también las grandes empresas con todos sus enormes departamentos tecnológicos y promocionales cometen errores garrafales.



Vamos a analizar tres de estos tremendos errores tecnológicos:



Amazon y el todo a 15 céntimos



Ocurrió cuando se acercaban las Navidades del año 2014. Un fallo tecnológico colocó de repente todos los precios de todos los productos de la plataforma a un valor de 0,15  céntimos de  dólar. Estamos hablando de todos y cada uno de los productos, piense el lector lo que esto supone: alta tecnología, productos de lujo, todo a 0,15  céntimos de  dólar.



A pesar de corregir el error en escasamente una hora, las pérdidas de las empresas fueron millonarias, el volumen de pérdidas debidas a las adquisiciones legales por parte de los usuarios de los productos a ese precio ridículo era enorme.



Cabría pensar que la gran firma comercial asumiría los daños, pero no fue así. Achacó el error al proveedor de software encargado del ajuste de precios automáticos en la plataforma, y por tanto, se negó a atender las reclamaciones de los vendedores.



Paypal y el hombre más rico del mundo



92.233.720.368.547.800 de dólares. Esta es la cifra que un ciudadano norteamericano encontró en su cuenta de esta plataforma de pagos a través de la red. El error informático había convertido a este hombre en el más rico del mundo con diferencia.



El error había consistido en un desajuste informático en una transferencia recibida en la cuenta particular de este hombre, que había añadido una enorme cantidad de dígitos a la operación, validándolos. En este caso de todos modos la cosa se resolvió con un acuerdo amistoso, por supuesto una retirada casi inmediata del saldo estratosférico, y una aportación económica por parte de la firma a quien desde luego ostenta el récord de haber sido el hombre más rico del mundo en el menor plazo de tiempo.



Burger King y la poca seguridad en las redes sociales



A las grandes marcas se les supone el conocimiento de la importancia de mantener su redes sociales seguras, para ello, se les supone también equipos tecnológicos avanzados capaces de combatir cuestiones como el pirateo de las cuentas de la firma.



Por lo visto todo esto fue mucho suponer para las redes sociales de Burger King. En el año 2013 su cuenta oficial en Twitter fue asaltada. En este caso los hackers llegaron a cambiar el logotipo de la marca, y lanzaron mensajes afirmando que la empresa había sido comprada y absorbida por su eterno rival Mac Donalds, todo ello por culpa del fracaso del whopper. A este mensaje los asaltantes añadieron una gran cantidad de imágenes ofensivas para la marca, comentarios despectivos sobre la calidad de la misma y sobre la profesionalidad de los trabajadores. El error se pudo reparar en apenas 30 minutos, sin embargo, el ataque fue realmente profundo.



¿La paradoja de este ataque? La firma consiguió en menos de media hora más de 30.000 nuevos seguidores en su cuenta oficial de Twitter.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.