¿Cuáles son los mejores países para abrir una empresa?

La importancia del contexto Los países compiten para conseguir captar el máximo de inversión extranjera. 

¿Cuáles son los mejores países para abrir una empresa?¿Cuáles son los mejores países para abrir una empresa?
  • linkedin
  • google+

Hay que tener en cuenta que, toda empresa que se establece en un país, es una fuente de riqueza a partir de los puestos de trabajo directo e indirecto que conlleva y, además, por los ingresos públicos que se obtienen a partir del pago de distintos tributos. Por lo tanto, los países intentan desarrollar aquel marco que facilita a las compañías su establecimiento. Alguno de los factores que más se tienen en cuenta para esta decisión son los siguientes:

  • Infraestructuras: un país debe contar con aquellas infraestructuras a nivel de comunicaciones y desarrollo e innovación para que una empresa pueda desarrollar al máximo todo su potencial.
  • Marco impositivo: las empresas querrán estar en aquellos países donde deban afrontar unos costes impositivos menores. Ahora bien, aquí entran en conflicto con distintos aspectos: primero, con la necesidad de la Administración de recolectar impuestos para poder prestar aquellos servicios públicos necesarios a la población. Si el impuesto es exageradamente bajo, entonces la suma final, aunque haya muchas compañías establecidas, también. A continuación, con el malestar que puede causar el hecho que determinadas empresas gocen de beneficios a nivel fiscal respecto a la población o autónomos y pequeñas y medianas empresas. Finalmente, encontramos la existencia de paraísos fiscales o países con tributaciones muy bajas que revientan la competencia a partir del establecimiento de impuestos sobre sociedades muy bajos.
  • Burocracia: a más trámites para abrir una empresa, menos se establecerán. Es lógico: para fomentar la actividad empresarial, en un contexto tan cambiante como el actual, la oportunidad puede desaparecer enseguida y los emprendedores quieren gastar el menos tiempo (y también dinero) posible en trámites que no les reportan ningún valor añadido para el negocio.
  • Nivel formativo: es imprescindible que haya una población con la formación suficiente para desempeñar las tareas requeridas por las empresas que se quieren establecer en el país.
  • Estabilidad económica y política: países con sistemas políticos de alto riesgo o dictatoriales no son preferidos por los grandes cambios que pueden surgir en distintas materias en un corto plazo de tiempo.

A partir del estudio de todos estos puntos, una compañía tomará la decisión en un sentido u otro.

¿Qué países son los más atractivos para invertir?

Hay distintos rankings que, según ponderaciones propias, sitúan los países en un orden distinto. Igualmente, en general, hay algunos que siempre aparecen en las primeras posiciones. Son los siguientes:

  • Irlanda: es un país que destaca por tener un impuesto sobre sociedades muy bajo en relación a otros países europeos, del 12,5%. Es la sede, por ejemplo, de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, como FacebookGoogle o Twitter. Se trata de una economía europea estable que, aunque sufrió una crisis importante, se va recuperando y, gracias a este tipo impositivo bajo, sigue siendo atractivo para invertir. Tuvo que ser rescatada por el crac de su sistema bancario, pero ha conseguido cierta recuperación respecto aquellos momentos, aunque continúa con algunos problemas y un nivel de paro superior a la media europea. En cierto modo, el hecho de tener un mercado laboral más necesitado, ha llevado alguna compañía a invertir para, así, poder pagar unos salarios más bajos que anteriormente. En parte, su posición se debe también a un hecho más concreto que no estructural, como es que las empresas que cotizan en el mercado de valores han conseguido incrementos importantes en su cotización.

 

  • Singapur: se trata de una economía con unos niveles impositivos muy bajos y donde, a la vez, encontramos una de las rentas per cápita más importantes del mundo. Además, presenta unos bajos niveles de corrupción y han conseguido mantener, hasta el momento, los precios a unos niveles estables, objetivo complicado para aquellas economías donde el nivel de crecimiento y desarrollo es alto. También destaca por un potente sector financiero y por un alto nivel de exportaciones, especialmente de productos electrónicos. Así pues, combina capacidad adquisitiva, crecimiento económico y baja fiscalidad.  
  • Nueva Zelanda: destaca por la alta libertad económica existente y por la capacidad del país de exportar. Presenta un nivel de desempleo muy bajo y diversas ciudades del país se encuentran entre las primeras en lo referente a nivel de vida. Aun así, una parte de su personal más preparado decide marchar a Estados Unidos o al Reino Unido. También goza de una fiscalidad baja que hace atractivo el país para invertir. Destaca por un alto desarrollo del sector terciario. Su principal problema radica en su dependencia a la exportación de productos agrícolas, que los hace sufrir ante oscilaciones de precios.
  • Hong Kong: destaca por tener un sistema financiero atractivo. Ha conseguido importantes niveles de crecimiento, en parte, gracias a los intercambios con China, aunque están liberalizando aún más su economía y exportan y relacionan con países de todo el mundo. Su principal problema es, justamente, su alta dependencia a China y la vinculación que existe, a ojos de los inversores, con este otro país asiático.
  • Dinamarca: ha conseguido unos altos niveles de competitividad gracias a una serie de medidas que han hecho atractivo el país a ojos de los inversores. Para empezar, la educación es uno de los aspectos que más se trabaja en este país europeo. Tiene uno de los porcentajes de universitarios más importantes del mundo y su sistema educativo (como el de otros países nórdicos) goza de una gran reputación. Por otro lado, el mercado laboral es muy flexible. Así, tanto la contratación como el despido tiene unos costes muy reducidos, de forma que las empresas pueden cambiar sus empleados en el momento que lo deseen sin afrontar unos costes importantes. Como contrapartida, se encuentra trabajo relativamente rápido y el salario mínimo es de los más altos del mundo. Como el resto de países, destaca por su capacidad para exportar. Además, es una potencia en energías renovables. El gobierno, con el consenso de la práctica totalidad del Parlamento, ha iniciado un proyecto para impulsar este tipo de energías, hecho que hace este país especialmente apetecible para empresas de este sector. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.