¿Cuáles son las funciones de Recursos Humanos?

La errónea concepción del departamento de Recursos Humanos Hay quien cree, erróneamente, que la función del departamento de Recursos Humanos se limita a contratar y despedir al personal. 

Funciones Recursos Humanos¿Cuáles son las funciones de Recursos Humanos?
  • linkedin
  • google+

Esta percepción conlleva como consecuencia que, muchas veces, sean vistos o entendidos como un grupo cerrado y hasta intimidador. Ahora bien, la realidad es muy distinta. Para empezar, son empleados de la empresa igual que los otros que se encuentran en otros departamentos. Y, además, realizan todo un seguido de funciones que van más allá de lo relatado al principio.

¿Cuáles son las funciones del departamento de Recursos Humanos?

Las funciones que realizan las personas que conforman el departamento de Recursos Humanos son las siguientes:

  • Realizar todos los trámites referentes a la contratación, renovación o despido del personal: es la función básica comentada en un inicio pero, como se verá a partir de ahora, hay muchas más. Se refiere a un tema más administrativo referente a la realización de contratos, dar de alta o de baja a la Seguridad Social, calcular el salario a partir de las horas trabajadas…
  • Desarrollar métodos para evaluar el desempeño del personal: es importante definir unos determinados objetivos, tanto a nivel global de la organización como para cada uno de los departamentos y personas que lo componen. Hay que establecer unos estándares y darlos a conocer entre el personal, de forma que cada persona conozca qué objetivos tiene y a partir de qué criterios será medido su trabajo. En algunos casos, como el de los comerciales, su remuneración depende de ello, de aquí que se trate de un punto tan importante y que puede generar cierta controversia.
  • Definir las responsabilidades de cada uno de los puestos de trabajo: cada puesto de trabajo tiene asignados una serie de objetivos. De la misma forma, cada departamento o sector debe de tener un responsable con el cual rendir cuentas y que, a la vez, organice el equipo encargado de aquel desempeño.
  • Describir cada puesto de trabajo y las habilidades necesarias para el puesto: hay que desmenuzar todos y cada uno de los procedimientos de cada uno de los puestos de trabajo de la empresa. Así, la persona no tendrá ninguna duda sobre lo que debe hacer. Del mismo modo, hay que saber qué habilidades, tanto profesionales como formativas, son necesarias. Es un punto clave para poder organizar y configurar todo el proceso de selección.
  • Desarrollar el talento ejecutivo: todo el mundo en la empresa necesita formación, también los cargos con mayor responsabilidad. De aquí que una tarea de Recursos Humanos también sea la de conocer las novedades en gerencia para que estos responsables las puedan conocer.
  • Diseñar los procesos de selección: a partir de las habilidades requeridas para cada puesto de trabajo, el departamento elaborará aquellas pruebas que considere más adecuadas para poder percibir estas capacidades que se precisan.
  • Conocer todos los procedimientos y procesos que tienen lugar en la empresa: la persona que trabaja en Recursos Humanos debe conocer a fondo la empresa, no solamente tener una visión general de ella. Debe saber todo lo que ocurre y se realiza en ella.
  • Realizar y desarrollar programas y cursos de formación para mejorar la capacitación del personal: puede que, durante el tiempo, aparezcan determinadas innovaciones que permiten un aumento de la productividad. Si la empresa siempre ha funcionado de acuerdo a unos determinados procedimientos, se verá obligado a cambiarlos. Para que ello no suponga un problema, hay que formar al personal para que sean capaces de operar de acuerdo con la innovación.
  • Ofrecer apoyo y resolver dudas de los empleados: cualquier queja o problema referente a la nómina o alguna situación que se vive en la empresa puede ser consultada. Por lo tanto, deben conocer muy a fondo los empleados y cuál es el sistema de retribución y contrato de cada uno.
  • Encontrar soluciones a posibles problemas que aparezcan entre trabajadores: en el trabajo conviven personas distintas durante muchas horas. Por lo tanto, es normal que puedan aparecer conflictos y fricciones. Antes que estos problemas vayan a más y contaminen a toda la organización, Recursos Humanos debe mediar entre los afectados y encontrar una solución definitiva y efectiva.
  • Controlar los variables de los empleados: hay que hacer un seguimiento del sistema retributivo de cada empleado, dado que son ellos los que realizan el cálculo final.
  • Concertar encuentros y reuniones para informar de posibles cambios en la organización: cada vez que haya cambios importantes en la organización, para que las personas no conozcan los cambios por otro lado y se puedan producir rumores o malentendidos, Recursos Humanos debe convocar una reunión y ser ellos los encargados de informar.
  • Controlar el resultado de la formación planificada: toda formación que se imparte tiene el fin de capacitar a los empleados para unas determinadas tareas. Hay que evaluar que se ha conseguido. En caso que el resultado no sea el esperado, valorar por qué: o bien porque las explicaciones no han sido las adecuadas o ha habido una falta de interés o de atención.
  • Conseguir un personal lo más polivalente posible: la especialización llevada al límite actualmente no tiene sentido (menos en casos muy específicos). Las empresas buscan personas que sean capaces de realizar diferentes tareas, no que se estanquen en solamente unas pocas.
  • Hacer llegar a los trabajadores los valores y misión de la empresa: deben ayudar a crear la vinculación necesaria entre trabajadores y empresa. Una forma de hacerlo es escuchando a todos los componentes de la organización e incorporar ideas suyas en el día a día, para que se sientan partícipes del resultado final.
  • Establecer unos estándares de trabajo: los procedimientos en relación a los cuales se mueve la estructura en general y cada uno de los departamentos.
  • Dibujar una línea de promoción profesional: el objetivo de toda persona es prosperar y mejorar dentro de la organización. Así pues, hay que crear un camino de desarrollo profesional creíble que fomente la promoción interna ante nuevas necesidades de personal. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.