Desde que comenzó su andadura en 1956

Cuadernos Rubio alcanza los 300 millones de unidades vendidas

Cuadernos Rubio ha demostrado con el paso de los años que su fórmula no caduca y que es válida para todas las edades. En la actualidad la firma ofrece 12 líneas distintas para niños desde 3 hasta 12 años y ha superado en 2014 los 4.000.000 millones de cuadernillos vendidos.

Cuadernos Rubio alcanza los 300 millones de unidades vendidasImagen: Cuadernos Rubio
  • linkedin
  • google+


Con estas cifras, Enrique Rubio Polo, hijo del fundador y hoy presidente de la empresa, asegura que 2014 ha sido uno de los mejores años para la empresa, que desde la creación de la compañía ha colocado en el mercado 300 millones de unidades.



La empresa nació hace 60 años con la espontaneidad con la que surgen las buenas ideas, explica. Ramón Rubio, profesor mercantil, había fundado una academia para contables, y como complemento a su método comenzó a realizar fichas de cálculo. Al observar los buenos resultados, se le ocurrió que este material podría ser útil como refuerzo escolar.



Así surgen los primeros Cuadernos Rubio de operaciones y caligrafía, que su fundador imprimía en casa con una máquina artesanal y comercializaba personalmente. En los años ochenta, la década de oro, se afianzaron como líderes indiscutibles del mercado, alcanzando su pico de producción más elevado con 10 millones de cuadernos vendidos al año.



En los años 90, la compañía atravesó una crisis. Los cambios de portada de los cuadernos supusieron una gran pérdida de identidad. Además, debido a la aparición de nuevas editoriales aumentó la competencia considerablemente.



En 1998, el hijo del fundador de la empresa, Enrique Rubio Polo, tomó las riendas de la dirección y comenzó la puesta en marcha de un plan de renovación y diversificación de sus líneas de negocio.



Por una parte, se impulsó un restyling de la marca, para hacerla más atractiva y cercana para el público infantil y se emprendieron nuevos proyectos, lo que consiguió que todos los usuarios recordaran los cuadernos de antaño.