Más de 10 millones de copias y dos años en la lista del New York Times

Consejos vitales de un padre a un hijo que se convirtieron en best seller

511 fueron los consejos que Jackson Brown le dio a su hijo Adam antes de que éste partiera a la universidad y que posteriormente se convertirían en todo un best seller en Estados Unidos, alcanzando el número uno en la lista del New York Times.

Consejos vitales de un padre a un hijo que se convirtieron en best sellerConsejos vitales de un padre a un hijo que se convirtieron en best seller
  • linkedin
  • google+

Bajo el título Life's Little Instruction Book, Brown quiso enmarcar ciertas pautas que guiaran a Adam hacia una vida plena y gratificante. Estos consejos corrieron rápidamente entre los compañeros, para finalmente acabar encuadernados en un libro que ha vendido más de 10 millones de copias, ha sido traducido a 33 idiomas, y estuvo más de dos años en la lista de best sellers del New York Times.

Asimismo, los iniciales 511 consejos se acabarían convirtiendo en 1532 repartidos en tres volúmenes. Preguntado Jackson por el éxito de sus consejos, éste dijo que: “La mayoría sabe lo que tenemos que hacer para que nuestras vidas sean más gratificantes y provechosas, pero a veces se nos olvida. Este libro es un pequeño recordatorio de esta simples cosas que pueden cambiar nuestra vida”.

A continuación recogemos algunos de los consejos empresariales más significativos:

  • Estrecha la mano con firmeza
  • Mira a la gente a los ojos
  • Pide un aumento cuando creas que lo mereces
  • Trata a todo el mundo como te gustaría ser tratado
  • Nunca te des por vencido. Los milagros ocurren todos los días
  • No pierdas el tiempo aprendiendo trucos sobre comercio y aprende comercio
  • Deja de culpar a otros y toma responsabilidades en cada área de tu vida
  • Ahorra el 10% de lo que ganas
  • Vive de tal manera que tus hijos te puedan poner como ejemplo de justicia, integridad y comprensión
  • Admite tus errores y no los cometas dos veces
  • Se valiente, y si no lo eres, finge serlo. Nadie notará la diferencia
  • Cuando alguien te quiera contratar, habla con él, incluso aunque no te interese el trabajo. Nunca cierres una oportunidad hasta haber hablado personalmente con esta persona.
  • Nunca inviertas más de lo que te puedes permitir perder
  • Aprende a leer un informe financiero
  • Nunca engañes
  • En una comida de negocios, nunca pidas más de un cocktail o una copa de vino y si nadie está bebiendo, no bebas ni una copa
  • Levántate cada mañana 30 minutos antes de lo que lo hacías y después de un año habrás añadió siete días y medio a tu vida de despierto
  • Aprende a escuchar. A veces las oportunidades llaman sin hacer mucho ruido
  • Acuérdate del nombre de la gente
  • Cuando negocies tu sueldo, piensa en lo que quieres y pide un 10% más
  • Cuando empieces un negocio no te preocupes por la falta de dinero. Los fondos limitados son una bendición no una maldición. Nada fomenta más la creatividad
  • Paga tus facturas a tiempo
  • Se puntual, e insiste a los demás para que también lo sean
  • Muestra respeto por el tiempo de los demás. Si vas a llegar más tarde de diez minutos, llama para avisar
  • No pierdas el tiempo contestando a las críticas
  • No digas a la gente cómo se tendrían que hacer las cosas. En su lugar, diles lo que necesitas.Te sorprenderán con soluciones creativas
  • Nunca renuncies a hacer lo que realmente quieres hacer. La gente con grandes sueños es más poderosa que los realistas.
  • Dale a la gente una segunda oportunidad, pero no una tercera
  • Impulsa a tus hijos a que encuentren un trabajo parcial a partir de los 16 años
  • Nunca tomes una decisión cuando estés enfadado
  • Nunca critiques a la persona que firma tu nómina. Si estas descontento con tu trabajo. Dimite
  • Conviértete en la persona más entusiasta y positiva que conoces.
  • Dale lo mejor de ti a tu empleador. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer
  • Fíjate objetivos a corto y largo plazo
  • No hables de negocios en el ascensor. Nunca sabes quién te puede estar escuchando.
  • Nunca desperdicies la oportunidad de decirles a tus empleados lo mucho que significan para la compañía
  • Contrata a gente más lista que tú
  • Te cuidado con la gente que no tenga nada que perder
  • Llega pronto al trabajo y quédate hasta después de que sea la hora de salir
  • Practica la empatía. Trata de ver las cosas desde el punto de vista de los demás
  • Ahorra dinero. Es esencial para el éxito.
  • No esperes que la vida sea justa
  • Conviértete en un experto de la gestión del tiempo
  • No aburras a la gente con tus problemas. Si te preguntan por los negocios contesta que cada día te van mejor
  • No digas que no tienes tiempo. Tienes exactamente las mismas horas al día que tenían Helen Keller, Pasteur, Michealangelo, la Madre Teresa, Leonardo da Vinci, Thomas Jefferson y Albert Einstein
  • No retrases actuar sobre una idea. El éxito es para quien lo hace primero.
  • Recuerdo que los ganadores hacen aquello que los perdedores no quieren hacer.
  • Busca la oportunidad, no la seguridad. Un barco en un puerto está seguro, pero al final se le acabará pudriendo el casco si no sale.
  • En lugar de utilizar la palabras “si solo” sustitúyelas por “la próxima vez”
  • Sustituye la palabra “problema” por “oportunidad”
  • Estate abierto a nueva ideas
  • No dejes que nadie te desanime en la persecución de lo que crees es una gran idea
  • Recuerda que nadie lo consigue solo. Se agradecido y házselo saber a aquellos que te han ayudado
  • Cuando aceptes una tarea, acábala
  • Haz negocios con aquellos que hacen negocios contigo
  • No presumas de tu éxito, pero tampoco pidas perdón por él
  • Alégrate del éxito de los demás
  • Cuida tu reputación. Es tu activo más importante
  • Haz más de lo que se espera de ti
  • Mejora tu rendimiento mejorando tu actitud
  • Cuestiona tus objetivos preguntándote: “¿me ayudará a ser mejor?”
  • Cada persona que conoces sabe algo que tu no; aprende de él
  • Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes
  • Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza)
  • Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir
  • Recuerda el viejo proverbio: sin deudas, no hay peligros ni problemas
  • Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'
  • No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene
  • No confundas confort con felicidad
  • Escucha el doble de lo que hablas (por eso tenemos dos oídos y una sola boca)
  • Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos
  • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

Descárgate el libro completo aquí