Consejos para encontrar un océano azul para tu empresa

Lo mejor para destacar sobre tu competencia es no tener competencia. Esa es la base de la teoría del océano azul. Es decir, se trata de innovar y de evitar mercados plagados de empresas que hacen lo mismo que nosotros.

Consejos para encontrar un océano azul para tu empresaConsejos para encontrar un océano azul para tu empresa
  • linkedin
  • google+

Un mercado virgen en el que nadie nos haga la competencia y nosotros tengamos un producto o servicio único que ofrecer a los clientes, parece algo idílico, pero a veces es la única forma de lograr tener éxito.

Generalmente los mercados en los que se mueven las empresas son océanos rojos, por la cantidad de competencia que existe y las batallas que se libran para conseguir atraer a los clientes. Para evitar esa competencia tan feroz, te proponemos algunos consejos para que puedas encontrar un océano azul:

Encuentra los problemas que tiene la gente

El creador de BlaBlaCar ideó la empresa cuando tuvo que viajar a su casa por Navidad y no había billetes de tren. Al final tuvo que viajar en coche y se dio cuenta de que muchos coches iban vacíos, así que creó una red social que pone en contacto a conductores con plazas libres en sus coches y pasajeros que necesiten viajar.

La idea de base de BlaBlaCar es muy sencilla, pero a la vez responde a un problema que tenían muchas personas y por eso ha sido un éxito. Encontraron un problema y le dieron solución. Esa fue su forma de crear su propio océano azul.

Busca lagos e incluso charcos azules

No todos somos mentes prodigiosas como las de los creadores de Facebook, Google o Apple, que descubrieron un gran océano azul sin explotar. La mayoría podremos buscar un lago azul o incluso un buen charco azul.

Encuentra un elemento competitivo diferente

El Circo del Sol, por ejemplo, es una gran empresa que ha sabido dar un enfoque totalmente distinto a un espectáculo que ya existía. Ha creado un circo en el que no existen los elementos habituales del circo, sino que se da importancia a otros y se aprovechan las habilidades de grandes gimnastas para ofrecer una diferencia y tener un elemento competitivo distinto.

Piensa para innovar

Para entrar en un océano azul y que no tengas competencia es necesario comenzar a pensar para innovar y desterrar pensamientos como: “En este país somos diferentes…”, “Este sistema se probó y no funcionó…”.

Se trata de hacer algo nuevo, de arriesgarse, de saber que podemos fracasar, pero también que podremos tener éxito y en cualquier caso habremos aprendido.

Deja volar tu imaginación y hazte preguntas

Pensar como un niño, dejar volar nuestra imaginación, nos puede dar la clave para una buena idea, por muy loca que parezca al principio. Además de soñar, debemos hacernos preguntas como “¿Y si …?”

Por ejemplo, el creador de Dropbox se debió preguntar: “¿Y si los usuarios pudieran guardar sus documentos en la nube y acceder a ellos desde cualquier dispositivo y en cualquier momento? La solución fue brillante porque resolvió un problema que todos teníamos.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.