“Uber pone en contacto a particulares con particulares para un beneficio mutuo”

Conoce Uber, la app que tiene al transporte en pie de guerra

Unos dirán que está revolucionando el transporte, otros que lo está dinamitando, lo cierto es que Uber, la app que conecta pasajeros con conductores, no deja indiferente a nadie.

Conoce Uber, la app que tiene al transporte en pie de guerraConoce Uber, la app que tiene al transporte en pie de guerra
  • linkedin
  • google+

¿Cómo funciona?

Como ya hemos comentado, Uber pone en contacto a pasajeros con conductores, con la peculiaridad de que cualquiera puede ser conductor, siempre que sea una persona física con seguro particular de cobertura amplia y que disponga de un vehículo mediano de 4 puertas en excelentes condiciones, según explica la empresa.

Una de las características más notable de esta app es la sencillez y la transparencia con la que se gestionan sus servicios, que se tramitarán íntegramente desde el móvil. A la hora de pedir un coche, Uber detecta tu ubicación y te pone en contacto con el conductor más cercano, mostrándote en el mapa dónde se encuentra.

Asimismo podrás consultar el nombre del chófer y las características de su automóvil. Finalizado el viaje, la tarifa se te cargará automáticamente a tu cuenta bancaria, de PayPal o Google Wallet, por lo que no tendrás que disponer de dinero en efectivo. Para completar el proceso, después del viaje tendrás la oportunidad de calificar tu experiencia y hacer comentarios adicionales acerca del conductor.

Por otro lado, Uber también te ofrece la posibilidad de viajar en diferentes automóviles, según tu preferencia y según tu presupuesto. Si hablamos de dinero, esta compañía es muy transparente al respecto, y es que además de tener bien especificadas las tarifas -tarifa base 1€, 0,30€ por minuto, 0,75€ por kilómetro con una tarifa mínima de 3€ - te permite conocer el precio estimado de tu trayecto, al introducir en la app el punto de recogida y el de destino.

Polémica

Actualmente, este servicio está disponible en más de 70 ciudades de todo el mundo, aunque en España, de momento, solo se puede contratar en Barcelona, donde el sector del taxi ya les acusa de “piratas”, por no ajustarse a las mismas normas que rigen para ellos. Los taxistas se quejan de que los conductores de Uber no tienen licencia para prestar un servicio de transporte público, a lo que la empresa americana alega que ellos no se dedican al transporte de viajeros, sino a poner en contacto a particulares con particulares para su beneficio mutuo.

En este sentido, el Ayuntamiento de Barcelona ya ha abierto un expediente a Uber por “supuesta actividad irregular”. Por otro lado, la Comisión Europea se ha mostrado contraria a prohibir este tipo de servicios de transporte en vehículos compartidos por particulares como es el caso de Uber y BlaBlaCar.

Polémicas al margen, Uber está en claro ascenso y es que según publica The Wall Street Journal, esta empresa norteamericana estaría valorada ya en unos 17.000 millones de dólares (12.500 millones de euros). Recordemos que además gente como Google, Goldman Sachs o Benchmark son inversores de la compañía