Mejora la comunicación entre centros escolares y familias

Conoce los resultados académicos de tu hijo con Esemtia

Esemtia trabaja desde hace 12 años por ofrecer soluciones tecnológicas a los centros escolares que deseen conseguir una mejor comunicación con familias sobre el resultado académico de sus hijos. 

Conoce los resultados académicos de tu hijo con EsemtiaControla la educación escolar de tu hijo con la plataforma de Esemtia
  • linkedin
  • google+

La investigación en fórmulas de gestión y comunicación en el sector comunicativo, es la principal tarea de la plataforma de Esemtia. Jesús Alemany, consejero delegado de la empresa trabajaba en una multinacional encargada del desarrollo de proyectos para la Administración.

Su principal inquietud era exponer sus ideas y llevarlas a cabo. Por ello, consideró que esas ideas “podrían cristalizar mejor trabajando para mi propio proyecto, que trabajando para una multinacional”. Para él, primaba más “crear un producto, cuidarlo, elaborarlo y llevarlo hasta el final”, explica Jesús.

La idea de lo que hoy es Esemtia surge a raíz de un producto llamado Mentor Vox, ‘voz mentora’. Jesús hizo un estudio previo sobre la comunicación existente entre los centros escolares y las familias, observando que esa relación se limitaba a simples boletines de notas. Ahí vio su oportunidad de negocio de cambiar ese tipo de relación creando una plataforma que enlazará toda la información sobre resultados académicos de sus hijos a través de una web a la que los padres tuviesen acceso desde sus casas.

Esta iniciativa empresarial comienza con tres amigos y empresarios, Jesus Alemany, Antonio Zamorano, y Berto Moral. Antes de llevar a cabo la idea de la plataforma, realizaron un sondeo por algunos colegios para ver qué opinaban de la web, a lo que Jesús asegura “se llevaron y una sorpresa”, puesto que en 2001 Internet no estaba tan desarrollado como en la actualidad.

Con 3.001 euros invertidos en la empresa en el proceso de creación, tuvieron que mantenerla durante un año de “recursos propios”, es decir, de sus propios ahorros, con ayuda de un pequeño préstamo.

Jesús califica a las empresas de “trituradoras, les hechas dinero, lo trituran y lo transforman”, y en parte lleva razón, puesto que invertir en una empresa conlleva afrontar un gran gasto, darle forma al producto y esperar a que lleguen los beneficios.

Y los beneficios llegaron. A los cuatro años de su nacimiento, en 2005, la empresa ya facturaba 1 millón de euros, a pesar de que en el año 2000 estuvo a punto de “ahogarse” por falta de recursos de liquidez. Se puede decir que resurgió de sus propias cenizas.

Actualmente, Esemtia está internacionalizada desde 2011. Para ello, “hemos abierto despachos y hemos contratado a personal en los diferentes países en los que estamos”, confiesa el consejero delegado. Se trata de países como México, Ecuador y Brasil, y como nuevos proyectos aparecen en el horizonte Colombia y Argentina.

Para conseguir expandirse contaron con el apoyo de la Editorial Edebé, que actuó como socio capitalista y socio de negocio. En total aportaron unos 400.000 euros.

Para darse a conocer no hacen uso de las redes sociales, Jesús prefiere darle prioridad al posicionamiento SEO, es decir, a tener presencia preferente en buscadores de Internet. Para ello, cuenta con un departamento especializado de marketing y publicidad, aunque en la empresa son un total de 50 empleados.

Si le preguntas por el servicio más demandado, el consejero explica que son tres: la gestión académica y económica del centro, la comunicación con las familias y la gestión en procesos de calidad. “La visión del producto” es lo que les hace diferentes al resto de la competencia del sector puesto que, según Jesús, fueron “los primero en migrar la tecnología de aplicaciones escritorio con la nube”.