Bonificaciones de contratos fijos discontinuos hasta 2016

Conoce las bonificaciones de contratos fijos discontinuos

La Reforma Laboral de 2012 recoge una serie de medidas que pretenden favorecer un mercado laboral más flexible en el que se establezcan mejores y mayores ventajas para empresas, emprendedores, autónomos y trabajadores por cuenta ajena de distintos sectores. Estas medidas se traducen en ayudas y bonificaciones según el tipo de actividad y la relación entre las partes.

Contratos fijos discontinuosContratos fijos discontinuos
  • linkedin
  • google+

Que los contratos de duración indeterminada, los contratos temporales y los contratos de prácticas se puedan realizar de forma que la empresa perciba bonificaciones por cada persona contratada es una de las medidas estrella, pero esta condición también prevé bonificaciones para las empresas que, por volumen de trabajo, realizan contratos fijos discontinuos.

¿Qué son los contratos fijos discontinuos?

El contrato fijo discontinuo es un tipo de contrato laboral que asegura una relación de trabajo entre una empresa y un trabajador, pero solo durante periodos determinados del año. Es decir, que es un contrato que establece una relación a largo plazo, pero que no es continuada durante todo el año.

En definitiva es un contrato de temporalidad, pero con las características de un contrato fijo ya que mediante el se asegura al trabajador que contará con empleo durante los meses del año en los que la empresa realiza su actividad.

De hecho, se establece la obligatoriedad de contar los empleados con los que tienen contratos fijos discontinuos, informándoles del inicio de la temporalidad cuando esta de comienzo, el no cumplimiento de esta condición es denunciable en el juzgado de lo social y puede acarrear importantes indemnizaciones para el empleado.

En sectores como el de la agricultura y la ganadería, las industrias de conservación de productos obtenidos de la agricultura o el turismo, son habituales los contratos fijos discontinuos.

Se amplían las bonificaciones de contratos fijos discontinuos

La relación laboral a largo plazo en un mercado complicado e imprevisible como el actual, dificulta las obligaciones de la empresa contraídas mediantes contratos fijos discontinuos para el mantenimiento del trabajo.

Por ello, una de las medidas del paquete de bonificaciones para la contratación incluía condiciones ventajosas para las empresas del sector turístico que tenían contratos fijos discontinuos con fecha de alta entre marzo y noviembre.

Estas bonificaciones preveían una bonificación de hasta el 50% de las cuotas que la empresa paga a la Seguridad Social por contingencias comunes, por desempleo y por formación, y por cada uno de los contratos fijos discontinuos y que podían disfrutar las empresas del sector turístico en el trienio 2012-2015.

Sin embargo, en los Presupuestos Generales para el 2016 se ha incluido la bonificación por contratos fijos discontinuos en empresas de los sectores hostelero y turístico, la inclusión confirma que se mantendrán un año más las bonificaciones para los contratos fijos discontinuos con la condición de que tengan el periodo de trabajo entre marzo y noviembre de 2016.

Condiciones para solicitar las bonificaciones de contratos fijos discontinuos

Los contratos fijos discontinuos son un tipo de contrato de duración indeterminada, pero suponen un problema en un entorno laboral inestable y en el que la demanda ha caído. Mediante las bonificaciones se pretende ofrecer una ayuda a las empresas que apuesten por la continuidad de los trabajadores contratados de esta forma.

La bonificación se podrá aplicar por cada contrato dijo discontinuo de inicie o mantenga el alta en la Seguridad Social de trabajadores durante las temporadas media y alta de turismo, es decir, entre los meses de marzo y noviembre.

El contrato debe celebrarse según el formato establecido para los contratos fijos discontinuos y, dentro de las posibilidades, deberá incluir los horarios de trabajo y los turnos que el empleado cubrirá durante el tiempo que dure la relación laboral, así como la retribución que percibirá el empleado.

Podrán solicitar esta bonificación las empresas del sector del turismo, de la hostelería y los comercios que dependan directamente del turismo siempre que estén al corriente de sus pagos a la Seguridad Social y a las Administraciones.

La ayuda prevé una bonificación en las cuotas a la Seguridad Social que incluye hasta el 50% en forma de devoluciones de los gastos de la empresa en conceptos como contingencias comunes, desempleo y formación profesional de los trabajadores.

Las bonificaciones en contratos fijos discontinuos mantienen el empleo

Según las estimaciones del Ministerio del Trabajo, la bonificación por contrato fijo discontinuo en el sector turístico-hotelero ha favorecido la conservación de unos 7.000 puestos de empleo gracias a que más de 2.500 empresas han percibido las bonificaciones para continuar la relación laboral con sus empleados.

La ampliación hasta febrero de 2016 de las bonificaciones por contratos fijos discontinuos pretende continuar con la labor de mantenimiento del puestos de trabajo, de hecho, se calcula que favorecerá a unos 2.500 empleados y a unas 1.000 empresas.

El anuncio del mantenimiento de esta bonificación se anunció con una serie de medidas que también pretendían mantener y estabilizar los datos de empleo de los últimos meses: mejoras en las condiciones para contratar y ayudas a autónomos, emprendedores y empresas forman parte del paquete de medidas que se han confirmado para favorecer el crecimiento de la cifra de personas empleadas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.