Hombre, 35 años de media y poder adquisitivo medio-alto

Conoce el perfil del español que abre una franquicia

El perfil del ciudadano español que abre una franquicia en nuestro país corresponde a un hombre, de entre 29 y 45 años y un poder adquisitivo medio-alto, aunque son muchas las mujeres de entre 45 y 50 años que optan por este modelo de negocio para salir adelante.

Conoce el perfil del español que abre una franquiciaMuchas mujeres optan por el autoempleo para salir adelante
  • linkedin
  • google+


La implicación por parte de los hombres es muy superior, ya que acaparan un 65% del total de los franquiciados, destacan desde la consultora Barbadillo y Asociados, frente al 35% que son mujeres.



Mujeres emprendedoras



Por franjas de edad, sube de forma considerable el porcentaje de mujeres emprendedoras, dado que son muchas, entre 45 y 50 años, que han visto mermadas sus posibilidades de reincorporarse al mundo laboral tras haber dedicado varios años a la crianza de hijos.



Estas mujeres deciden crear su propio empleo, es decir, optan por el autoempleo, por lo que encuentran en la franquicia una alternativa idónea para cumplir sus objetivos.



Desde 2008, “hemos notado un deslizamiento de emprendedores hacia edades comprendidas entre los 50 y 60 años, aunque el mayor potencial que tienen las franquicias se registra en edades tempranas”, asegura Susana Ortega, directora de Expansión de la consultora.



La financiación, principal freno



La dificultad que existe para acceder a un crédito para financiar el negocio hace que muchos emprendedores “no logren poner en marcha sus iniciativas”.



En esta línea, asegura que con todo “en 2014, hemos contemplado un incremento de las entidades dispuestas a conceder préstamos con mayor facilidad”, sin la exigencia de un aval al tratarse de un modelo de negocio ya testado y comprobado su funcionamiento por las cadenas de franquicias.



La mayoría de los emprendedores que deciden montar un negocio bajo el modelo de franquicia cuenta con una inversión media, en la actualidad, de 45.000 euros, aunque la cantidad media necesaria “está todavía en los 85.000 euros”.



Ayudas paternales



En cuanto a los emprendedores más jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 23 y 27 años, en muchos casos, reciben apoyo y participación económica de sus padres para montar el negocio, lo que lleva a que su poder adquisitivo se eleve por encima de lo que en un principio sería lógico para su edad.



Inversores



La mayoría de las franquicias que funcionan en España, un 73%, están gestionadas por los propios propietarios, que asumen la labor diaria, mientras que un 27% está financiado por inversores que no se encargan del ‘día a día’ del negocio.