• linkedin
  • google+

Así lo dispone una sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia, que ha revocado otra del Juzgado de lo Mercantil número Dos de Murcia que desestimó la demanda presentada por el acreedor.

La sentencia, que tiene como ponente al magistrado Juan Antonio Jover, afirma que "la responsabilidad del demandado deriva del hecho de ser administrador único de la sociedad y ésta haya desaparecido de hecho, sin que el demandante pueda cobrar desde el año 2009 el crédito que tiene contra aquélla".

Y añade que "mediante la acción individual de responsabilidad se trata de reparar el perjuicio en el patrimonio de los socios o de terceros, y la insolvencia de la sociedad provocada por los administradores al incumplir su obligación de promover la disolución puede ser determinante de responsabilidad".