Por qué es mejor comprar a plazos en Navidad

La Navidad es una época del año en donde se dispara el consumo. Existen diversos factores que influyen en ello. Para empezar, tenemos varios días festivos en el calendario laboral, que pueden servir para cogernos unos días de vacaciones y realizar algún viaje. 

Por qué es mejor comprar a plazos en NavidadPor qué es mejor comprar a plazos en Navidad
  • linkedin
  • google+

La Navidad es una época del año en donde se dispara el consumo. Existen diversos factores que influyen en ello. Para empezar, tenemos varios días festivos en el calendario laboral, que pueden servir para cogernos unos días de vacaciones y realizar algún viaje. También es un momento del año en el que se producen diversas cenas o comidas de Navidad, con amigos, compañeros de empresa y familiares. También hay un gasto mayor en aspectos como la Lotería. Y, por supuesto, los regalos. Tanto si eres de los que prefiere a Papá Noel, como si eres más de los Reyes Magos, durante los últimos días de diciembre y primeros de enero, vas a gastar buena parte de tu presupuesto en comprar regalos a tus familiares y amigos.

En definitiva, estamos ante una de las épocas más consumistas del año, bien sea porque vayamos a viajar, por las celebraciones con familiares o amigos, o por los regalos típicos que se realizan en estas fechas. Por si todo esto fuera poco, hay gastos extra que, aunque sean pequeños, también afectan a nuestro bolsillo. Por ejemplo, la compra de decoración navideña, o el hecho de que, si se tienen hijos, estarán más tiempo contigo en casa, ya que no tienen colegio. Esto puede derivar en la contratación de personal que nos eche una mano mientras estamos en el trabajo, o bien gastar dinero en actividades extraescolares que los mantengan entretenidos mientras no podemos estar con ellos.

El consumismo es máximo en esta época. Lo certifican datos como que los comercios acumulan en este periodo el 20% de sus ventas anuales. Sectores como el juguetero se juegan la mitad de su facturación en Navidad, momento en el que registran, al menos, el 50% de sus ventas.

Cuesta de enero y soluciones

Todo lo anterior desemboca en la temida cuesta de enero. Un periodo posterior a un importante volumen de gasto que deja vacías las arcas de las economías familiares españolas. Pero, ¿existe alternativa? ¿Es posible mantener un alto volumen de gasto sin necesidad de que enero se convierta en una auténtica pesadilla? Porque, al margen de todo lo analizado, entre diciembre y enero se abonan impuestos como el IBI o el coste de ciertos seguros que se abonan de forma anual, como por ejemplo el de los coches. Sin olvidar que en enero también debemos hacer frente a gastos comunes de cualquier mes, como por ejemplo, la luz, el agua, el teléfono, el gas, la hipoteca o el alquiler, por citar sólo algunos de ellos.

Para no agobiarnos existe una solución, especialmente relacionada con las adquisiciones de regalos u otros productos en Navidad, como son las compras a plazos. La alternativa es sencilla y muy eficaz, pues permite que compremos todo lo que necesitemos para este periodo del año, pero que lo paguemos en cuotas o plazos, y sin intereses (Ver Disfruting). Este punto es fundamental, y debemos estar seguros de que estamos ante tiendas online o comercios que permiten comprar a plazos y no cobran intereses, de manera que no exista un coste financiero al dividir el precio total en diversas cuotas.

Imaginemos que quieres tener un detalle con tu pareja y comprarle un smartphone en estas fechas. Un regalo que puede suponer un desembolso importante en un solo pago. Con opciones como las comentadas, puedes fragmentar el coste total en diversas cuotas a abonar en meses sucesivos. El pago a plazos se convierte en una alternativa muy recomendable para evitar el exceso de gasto y desembolso en una época como Navidad. Es decir, permite disfrutar al máximo de estas fechas tan especiales sin necesidad de que otras partidas de gastos tengan que verse mermadas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.