Cómo vender en China a través de Internet

Siempre ha habido una cosa del comercio electrónico que me ha fascinado: el hecho de que cualquier persona pueda comprar y vender más allá de las fronteras entre las cuales pueda estar (a no ser que se sea norcoreano, claro).

Vender en ChinaCómo vender en China a través de Internet
  • linkedin
  • google+

Un hecho en el cual muchos han basado su estilo de vida en la red es comprar mercancía a precios de fábrica en China para después comerciar con ellos en Europa o América; pero, ¿qué tal si le diéramos la vuelta a la tortilla y planteáramos la situación de otra manera?¿Por qué no lanzarse al ruedo y vender en China? Sí, ya se que “hablan muy raro”, pero igualmente cuentan con un par de cosas que deberían interesarnos: China tiene un mercado interno de más de 1200 millones de personas y su economía es la que actualmente rige el destino financiero del mundo. Y eso no es todo, puesto que entre su población cada vez hay más ricos y asalariados de clase media. Es decir, tenemos delante de las narices un mercado virgen para los pequeños vendedores extranjeros; una misión apta para los más valientes, pero también para los que quieran tener la oportunidad de crecer e internacionalizarse.

Da igual que tengáis una finca agrícola, que seáis traductores, que fabriquéis vestidos de sevillanas o que seáis “cantaores” de flamenco. Prácticamente todas las profesiones y negocios pueden encajar de una u otra manera en este boyante y enorme mercado ansioso de novedades y “carne fresca”. ¿Os pica la curiosidad? Pues ahí os muestro unos consejos para que podáis vender en China a través de Internet:

  • Preparad mucho dinero

    Vender en China no está al alcance de cualquiera, pues a raíz de las exigencias del gobierno y de la idiosincrasia de los chinos tendréis que tener medios para investigar, operar, publicitaros y demás.

  • El eterno problema del idioma...

    En China no se arreglan bien con el inglés; por no decir que pasan absolutamente de él. De ahí que sea muy importante que vayáis pensando en contratar los servicios de un traductor profesional o directamente emplear personal de esta nacionalidad. No os la juguéis haciendo traducciones con las herramientas online, pues más allá de que dañaréis vuestra marca los potenciales clientes os mirarán con desconfianza.

  • No es tan fácil comenzar

    Así es, pues no se trata de llegar, registrarse y ponerse a vender, como podría suceder con Ebay; vais a necesitar tener una empresa constituida en China o contar con un socio comercial en este país. De igual manera requeriréis una cuenta bancaria china, y lo más importante, una ICP (Licencia de Proveedores de Contenidos en Internet). Recordad que China no es una democracia y que os estarán controlando.

  • Trabajar con una plataforma afianzada

    A no ser que tengáis unos recursos económicos muy fuertes como para lanzaros por vuestra cuenta lo más recomendable es que empleéis el servicio de empresas como Tmall o TaoBao. El 80% del comercio electrónico del país se centra en estas webs. Blanco y en botella...

  • Debéis entender al consumidor chino

    Los chinos, y en general los asiáticos, no piensan como los occidentales, pues su modo de vida, valores y costumbres son bien diferentes. De ahí que resulte vital estudiar primero cómo es el comprador de este país y cómo podéis hacer para llegar mejor a él.

  • Cuidado con fallar

    A la hora de vender en China veréis que los consumidores se toman muy en serio la calidad de vuestro servicio, y no dudarán en comentarlo en la red o en el perfil vuestro de la plataforma de ventas. Tened en cuenta que una mala calificación en un portal como Tmall o TaoBao os restará muchas ventas.

  • Hay que tener claro el producto

    En un inicio os comentaba que en China podréis vender cualquier cosa, y falso no es, pero debería haber afinado un poco más la frase: “podréis vender mucho de ciertas cosas”. Y es que hasta para ésto son diferentes.

    Tened en cuenta que China es la “fabrica del mundo”, por lo que no se os vaya a ocurrir tratar de competir con los vendedores locales con productos baratos o artículos tecnológicos. Lo que mas se solicita en el país asiático son los artículos de lujo y moda occidental (joyería, bolsos, gourmet, etc.). Viven mucho de las marcas, así que estad al ojo con ello.

  • Medios de pago

    Las tarjetas occidentales (Visa, Mastercard o American) no tienen mucho mercado en el país, siendo éste territorio de Alipay y Unipay, servicios que en Europa prácticamente no se conocen, pero que allí son la norma. Paypal, si bien se conoce, no está tan extendido como podríamos esperar. Y no os vayáis a sorprender si veis que los clientes os piden pagar mediante transferencia o al recibir el producto.

  • Logística

    China es un país enorme, y en líneas generales está muy mal comunicado; especialmente si os encontráis con clientes del oeste, la zona más subdesarrollada. De ahí que sea importante especificar claramente si no enviáis a alguna zona. ¿Transportistas? Para zonas aisladas EMS, y para urbanas FEDEX. De todas maneras, si optáis por trabajar en una plataforma como Tmall, no tendréis que preocuparos por ésto, ya que la empresa os ofrecerá el servicio.

  • La solución sencilla: intermediarios

    He querido dejar esta posibilidad para el final, pues intuyo que tras leer los anteriores pasos os habréis quedado aburridos. Bueno, pues os voy a dar una buena noticia: existe la posibilidad de facilitar y agilizar todo, empleando intermediarios. Os paso un contacto: Sellintaobao.com

    Y recordad, he dicho solución sencilla, que no económica.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.