Éstas son las claves para hacer la vuelta de las vacaciones más fácil

Cómo sobrevivir con éxito a la vuelta al trabajo

Agosto llega a su fin y con ello las merecidas vacaciones. Esto implica la vuelta al trabajo y a la rutina diaria, que no todo el mundo la afronta de la misma manera, existiendo en algunos caso dificultades para reincorporarse al trabajo lo que provoca la temida depresión postvacacional.

¿Cómo sobrevivir con éxito a la vuelta al trabajo?Consejos para hacer la vuelta al trabajo más fácil
  • linkedin
  • google+

La psicóloga experta en ansiedad Arantza Pérez Mijares nos explica en qué consiste el síndrome postvacacional: “Se caracteriza por unos síntomas depresivos, pero que no se mantienen durante mucho tiempo, como el cansancio o una sensación de hastío, que pueden ir acompañados de irritabilidad”.

El hecho de volver al trabajo nos afecta de una manera directa porque mientras estamos de vacaciones nuestro ritmo es distinto. Reincorporarse supone ajustarse de nuevo a unos horarios y volver otra vez a la rutina. “El hecho de que todos los días sean semejantes hace que el trabajo en un momento determinado no tenga demasiados alicientes y por eso cuesta más incorporarse”, asegura la psicóloga.

La clave fundamental para evitar el síndrome postvacacional es “en la medida de lo posible, amar tu trabajo, ya que si tu amas tu trabajo no te va a costar volver a él. Disfruta a fondo de cada momento y hazte presente en tu tiempo”, explica Arantza.

Aquí tienes una serie de consejos para hacer que la vuelta al trabajo sea más fácil:
 

  1. Regresa a casa unos días antes. No es recomendable estar en la playa o de viaje y al día siguiente volver a la oficina porque supone un cambio muy brusco. Si llegas unos días antes, aprovecha para organizar y acondicionar tu casa y acostumbrarte otra vez a ella.
     
  2. Haz una vuelta paulatina. Empieza a tener ciertas rutinas como volver al gimnasio o reequilibrar la alimentación. Es mejor hacerlo de forma progresiva que si lo haces de golpe.
     
  3. Organiza tu trabajo. Prioriza tus objetivos y ordénalos por importancia. Haz un esquema mental de todo lo que tienes que hacer, te ayudará a ponerte al día.
     
  4. Realiza ejercicio físico moderado. Mantenerte en buena forma física te hará sentir un poco mejor.
     
  5. Pon en práctica todo lo que te has propuesto estas vacaciones. No olvides las reflexiones que has hecho durante estas vacaciones sobre tu futuro y todas aquellas cosas que te has planteado cambiar o mejorar.
     
  6. Sé optimista. Disfruta en todo momento de lo que estás haciendo, pero sobre todo, ten una actitud positiva. Fíjate en las cosas que sí te gustan y evita los pensamientos negativos.