Cómo ser emprendedor, tener pareja y no morir en el intento

Tener pareja es siempre y reto y siendo emprendedor es un reto aun mayor. Toslos los emprendedores dedicamos muchas horas a nuestro proyecto, más que a nuestra pareja y familia, asumimos riesgos que pueden afectar a otras personas. Fracasamos, tenemos éxito, superamos miles de dificultades… Y nuestra pareja sigue a nuestro lado.

Cómo ser emprendedor, tener pareja y no morir en el intentoCómo ser emprendedor, tener pareja y no morir en el intento
  • linkedin
  • google+

Que una persona sepa entender todo lo que conlleva ser emprendedor es complicado, porque quien es emprendedor no puede dejar de serlo, lo lleva en la sangre y eso no va a cambiar. Si tienes pareja hay una serie de cuestiones que es importante hablar y comentar con él o ella para que sepa con quién sale y comparte su vida.

Entender los riesgos de un emprendedor y asumirlos. Un emprendedor ve oportunidades de negocio cuando otras personas solo ven riesgos y se empeña en su idea y lucha por ella. Hacer entender esa visión a otra persona es complicado. Se debe tratar de una persona que sepa asumir riesgos, que comparta tus inquietudes y tus miedos y te motive.

Proteger el patrimonio. Los riesgos derivados del negocio pueden afectar tanto a tu patrimonio como al de tu pareja si estáis casados en régimen de gananciales. Asesórate con un abogado experto sobre la mejor manera de proteger tu patrimonio, el de tu pareja y el que tengáis en común de cara al futuro, por lo que pudiera ocurrir en el negocio que diriges.

Aprende a escuchar. Cuando trabajamos en un proyecto emprendedor tendemos a ser egoístas, a hablar solo de nuestro negocio y a no escuchar. Tómate un momento y escucha lo que te cuenta tu pareja, aprende a animar y a motivar a esa persona que te apoya y te aguante cada día.

Comparte el tiempo. Si te dedicas al 100% a tu negocio no tiene sentido que tengas pareja. Y si la tienes te apetecerá pasar tiempo con él o ella. Cuando planifiques tu tiempo reserva momentos para tu pareja: un fin de semana fuera de tu ciudad, una cena romántica, una película en el cine. Disfruta y desconecta de tu trabajo compartiendo tu tiempo con la persona a la que quieres.

Gestiona la incertidumbre. Un emprendedor puede ganar un mes cero y al mes siguiente mil y luego dos. Es decir, nunca sabemos qué ingresos vamos a tener cada mes y esa incertidumbre la deberemos gestionar con nuestra pareja porque es una realidad del día a día de un emprendedor.

Organizad las finanzas. En relación a la incertidumbre sobre los ingresos, si compartes gastos con tu pareja., deberéis planear muy bien las finanzas para saber cuánto tiempo podréis cubrir los gastos con los ahorros que tengáis o con los ingresos de tu pareja, teniendo en cuenta que desconocerás el momento en el que comenzarás a tener ingresos más o menos estables.

Piensa en el plan B. Antes de emprender o de comenzar con un nuevo negocio es esencial pensar en todo lo que puede ocurrir y que pueda afectarte a ti y a tu pareja: el éxito, el fracaso, la pérdida de dinero, el aumento repentino de las ventas etc. Para todas esas situaciones debes tener planteado un plan B o una estrategia a seguir en esos casos.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.