Con un dossier completo, sencillo y atractivo no podrán negarte el crédito

Cómo seducir a los bancos para obtener financiación

Miles de empresas acuden a las entidades bancarias para obtener financiación y sacar adelante sus empresas, pero en la mayoría de los casos “salen con las manos vacías” al no haber conseguido cautivar al gerente “ni trasmitirle y hacer entendible su mensaje y necesidades”, asegura José Mª Casero, responsable de Alkanza.  

Seducir a los bancos es el secreto para obtener financiaciónSeduce al banco para obtener crédito
  • linkedin
  • google+

Dossier de Financiación Profesional

Un dossier de Financiación Profesional es la herramienta ‘indispensable’ que cualquier emprendedor, autónomo o empresa constituida, sea cual sea su tamaño, necesita para acudir a un banco a pedir financiación y que constituye su “tarjeta de presentación, motivo por el cual debe estar muy estudiada, preparada y resultar atractiva”.

Este documento no debe ser, señala este 'sherpa financiero', únicamente una recopilación de los asientos y datos contables, sino que “hay que demostrar que se ha trabajado sobre ellos, explicitarlos, detectar sus fortalezas y su relación con la financiación que estamos pidiendo”.

¿Cómo se hace?

En primer lugar hay que recoger toda la documentación, tanto los impuestos como los datos contables, los impresos que demuestren estar al corriente en los pagos a la Seguridad Social y Hacienda, la situación dentro del sector correspondiente, la evolución de la empresa desde sus inicios, los proyectos emblemáticos llevados a cabo, los cambios, las mejoras, así como los elementos diferenciadores frente a la competencia y la respuesta de los clientes.

Un segundo paso, se centrará en organizar esa documentación, la cual debe corresponder a los últimos dos o tres años “para dar al banco una imagen de continuidad”, relatando el historial de lo que ha sido y es la empresa en la actualidad”. Es importante presentar el dossier en uno único formato. No es recomendable, insiste, y causa una ‘mala imagen’ mostrar “un documento en pdf, otro en Excel…"

En tercer lugar, hay que interpretar esa información, es decir, cómo es la empresa y su día a día, su capacidad de pago, el análisis del balance, cómo es su situación financiera, qué garantías se ofrecen y qué fortalezas posee el negocio.

¿Qué no se debe olvidar?

En todo Dossier de Financiación Profesional no debe faltar:

1-Un apartado de identificación. No solamente las escrituras, apoderamientos y demás, sino también qué hace la empresa, porqué lo hace, sus fortalezas, lo que la diferencia de la competencia, el tipo de clientes, “ya que una pequeña empresa puede trabajar con clientes muy grandes”. Todos estos datos darán credibilidad y personalidad al proyecto o empresa, señala.

2- Los datos contables para demostrar su capacidad de reembolso y de pago del crédito.

3-La documentación referente a las garantías de la empresa, así como sus avalistas.

4- Las relaciones que la empresa pueda tener con el sistema financiero. Presentar un “pool bancario”, que es un informe que se realiza para el banco en el cual se detalla toda la financiación ajena que tiene la empresa.  A esto añado el CIRBE, para que la entidad pueda contrastar “lo que yo digo que tengo y lo que esta base de datos dice que poseo”.

Seducir y conquistar a los bancos

Las entidades financieras tienen dos formas de identificar y conocer a la empresa que solicita un préstamo. La primera, se centra en consultar la información existente en el Registro Mercantil y, la segunda, la que proporciona la firma, la cual muestra “lo que la empresa desea transmitir y que suele ser más valiosa y atractiva que la que existe en este organismo”.

De ahí la importancia real del dossier que se lleva al banco y “se pone sobre la mesa”. El análisis que el empresario realiza de la actividad interna de la empresa, le permite hablar de su empresa con seguridad y, suele obtenerse un éxito mayor al explicárselo a un tercero. Esto último proporciona una relación más fluida con el banco y mayores facilidades a la hora de cautivarlo, expresa el asesor financiero.

El objetivo más importante que debe conseguir un empresario o emprendedor cuando acude a una entidad para pedir financiación es que el banquero entienda ‘perfectamente’ el proyecto, capte la idea, conozca con exactitud todo lo que ocurre en la empresa, que le ilusione y le haga sentirse seguro.

El ‘verdadero’ éxito radica en ser capaces de hacer entendible el mensaje a los bancos, facilitarles el trabajo y transmitir la realidad de la empresa de una manera clara, sencilla, transparente y profesional, con lo que se logrará seducirlos y “conseguir la financiación”.

“Hay muchos buenos, interesantes y viables proyectos empresariales, que no obtienen financiación porque los responsables no son capaces de explicar y transmitir lo que quieren, como lo quieren y para qué lo quieren”. En este sentido, comenta que a los bancos hay que “ponérselo todo muy fácil y, más, en estos momentos de sequía crediticia”.