Certifica la originalidad de un invento

Cómo se patenta un producto

Tener una buena idea de algo novedoso puede conseguir que su creador obtenga beneficios de ello. ¿Quién no ha soñado alguna vez con inventar algo increíblemente original y hacer fortuna a partir de esa idea?

Cómo se patenta un productoCómo se patenta un producto
  • linkedin
  • google+

Una patente es un título que certifica la originalidad del invento, dotando a quien la patentó de los derechos sobre la misma y protegiéndolo frente a posibles plagios o usos del mismo con el objetivo de obtener beneficios.

Obtener una patente es un proceso largo que, en condiciones normales, tiene un plazo de 18 meses desde que se presenta la solicitud hasta que se aprueba y se da a conocer. Posteriormente tendrá que ser revisado, puediendo presentar observaciones o reivindicaciones. Por lo tanto, antes de valorar la patente hay que tener conciencia de que el proceso se puede demorar, que hay que pagar los derechos de patente y que, puede que el producto no resista bien el paso del tiempo.

Teniendo en cuenta que los mercados actuales son competitivos y que el cliente busca siempre productos innovadores, antes patentar hay que valorar la vida útil del producto y sus posibilidades de ser rentable en el caso de que el proceso de patentado se alargue en el tiempo.

 ¿Cuándo se puede patentar un producto?

Si se valora de forma positiva solicitar una patente, hay que tener en cuenta tres condiciones imprescindibles para conseguirla:

  • Debe ser un producto novedoso y que sea desconocido para el gran público.
  • Debe ser un producto fruto de una invención técnica, pero no debe resultar obvio para un científico de la materia.
  • Debe ser posible su fabricación y aplicable en el ámbito industrial.

En el caso de que, en principio, se den estas tres circunstancias, es posible solicitar una patente. Hay que tener en cuenta que durante el proceso, los competidores pueden presentar alegaciones o pruebas de que no se cumplen estas condiciones.

 ¿Dónde y cómo se patenta en España?

En España, el lugar para solicitarlo es la Oficina Española de Patentes y Marcas, que depende del Ministerio de Industria Energía y Turismo, también se puede presentar en las Oficinas de Correos o en cualquiera de los Consulados de España. También es posible realizar la solicitud de presentación telemática, con certificado electrónico o sin él.

Pasos para patentar:

  • Antes de presentar la solicitud, es importante realizar una memoria del producto en el que se incluyan el nombre del producto y de su inventor, sus características, sus funciones, sus posibilidades en los mercados, los costes asociados, las investigaciones y productos o previos que pudieran existir con características afines,  y cualquier consideración que ayude a demostrar la innovación del mismo.
     
  • El proceso de patentar es largo y tienen fechas muy precisas, por ello, hay que analizar el mejor momento para realizar cada paso. Cada uno de los pasos tiene costes asociados, por ello, también es esencial disponer de fondos para hacer los pagos en los tiempos adecuados (el retraso en un pago o en uno de los pasos podría arruinar todo el proceso de patentar un producto).
     
  • El primer paso es presentar la solicitud de la patente que deberá ser admitida en la Oficina de Patentes y marcas.
     
  • Si el trámite es aceptado, el inventor tendrá un plazo de 10 días para hacer la presentación y, en el caso de que hubiera errores, ese es el plazo para realizar las modificaciones correspondientes.
     
  • Después de la presentación, hay un plazo de dos meses tras el que se revisa de nuevo el invento, tiempo en el que se pueden solicitar correcciones de errores.
     
  • Tras estos dos meses, y una vez que se reciba notificación de continuación del proceso se debe realizar el Estado de la Técnica. El plazo para la solicitud y el pago de las tasas correspondientes es de un mes.
     
  • Si todos los pasos son correctos, la Oficina Española de Patentes y Marcas publicará un anuncio en el Boletín Oficial del Estado en el que se dará a conocer la nueva patente. Al mismo tiempo se publicará un documento informativo sobre las características de la patente.

¿Es posible solicitar una patente europea?

La patente de la Oficina Española de Patente sirve para proteger el producto a nivel nacional, por lo tanto, pare registrar el producto en varios países habría que realizar una solicitud de patenten en cada uno de los países en los que se pretenda comercializar. Los costes, plazos y formas de solicitud varían de unos países a otros.

Sin embargo, es posible solicitar una Patente Europea para varios países miembros de la UE. La solicitud se realiza a través de la OEPM.

 ¿Tengo que encargarme yo de realizar todos los pasos?

Desde un punto de vista legal, cualquier persona física o jurídica puede presentar la solicitud de la patente de un producto.

Sin embargo, debido a lo complicado del proceso de solicitud y a que se pueden presentar observaciones o recursos es aconsejable contar con asesoramiento legal, por lo que desde la OEPM recomiendan contar durante todo el proceso con un abogado experto en patentes.

Existen también empresas especializadas en todo el proceso de patentado de productos, que se encargan de llevar a cabo el proceso de patentar. Estas empresas asesoran sobre cuáles son los mejores momentos para presentar la solicitud. Este tipo de compañías suponen un coste añadido a los que ya tiene de por sí la patente, pero evitan que se realicen pasos en falso.

Conseguir una patente de un producto es un proceso lento, complicado y costoso, por ello, siempre se recomienda analizar todos los elementos del artículo que se va a presentar, así cómo estudiar los plazos y tiempos para presentarlos. También es importante asegurarse de contar con medios económicos suficientes para mantener los costes de la patente durante todo el tiempo en el que se tramita la misma y hasta que se obtengan royalties del producto patentado.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.