¿Cómo realizar una entrevista personal?

La entrevista personal acostumbra a ser el último paso de un proceso de selección. 

entrevista personal¿Cómo realizar una entrevista personal?
  • linkedin
  • google+

La persona que se encuentra delante del responsable ya habrá pasado una primera criba curricular y habrá mostrado unas habilidades y aptitudes que se consideran ideales para el desarrollo del puesto de trabajo. Es un paso muy importante, porque será el que determinará quién es la persona escogida y sirve a los reclutadores para diferenciar perfiles muy parecidos y válidos.  

¿Cómo preparar una entrevista personal?                                                                      

Antes de encontrarse frente a frente con el candidato, la persona encargada del desarrollo de la entrevista debe realizar la siguiente preparación:

  • Repasar a fondo el currículum del aspirante: es importante imprimir el currículum de la persona que opta al puesto de trabajo y mirarlo con detalle. Una vez hecho, marcar aquellos aspectos que se consideran más relevantes de su experiencia laboral, habilidades o formación para así podérselos preguntar durante el desarrollo de la entrevista.
  • Repasar las habilidades y tareas a desarrollar en el puesto de trabajo: es clave para poder valorar si la persona cumple exactamente con el perfil que se está buscando. También, porque es el momento cuando se acostumbra a hacer una explicación más detallada del puesto de trabajo. Puede que, hasta aquel momento, solamente se hayan dado algunas directrices generales, pero que no se haya entrado a fondo en lo referente a las tareas o condiciones contractuales. Cuando se haga, ver la reacción del candidato. Si vacila, puede que no esté del todo satisfecho con el sueldo o con el trabajo a realizar. Entonces, preguntárselo y escuchar atentamente su respuesta. Aquéllos que acepten sin dudar son, en teoría, los que más cómodos se sentirían con las condiciones expresadas.
  • Preparar unas preguntas marco: durante la entrevista, habrá un intercambio de preguntas y respuestas que no serán el cien por cien iguales para todos. Según la experiencia del candidato o las respuestas del mismo, el entrevistador irá resolviendo aquellas cuestiones que considere pertinentes. Ahora bien, sí que hay que marcar una serie de cuestiones generales que deben de ser iguales para todos, especialmente relacionadas con aquello que se considera imprescindible para optar al puesto de trabajo.
  • Estimar la duración de la entrevista: realizar una secuenciación aproximada de la entrevista a partir de las preguntas marco. Es una forma de poder organizar los horarios de las entrevistas y evitar que se alarguen demasiado.

¿Qué aspectos deben valorarse de un candidato?

El responsable de la selección puede encontrarse que considere que más de una persona puede ser válida por aquel puesto de trabajo que es necesario cubrir. Para decidir qué persona es la escogida, deberá fijarse en todos los detalles posibles.

  • Forma de vestir e imagen en general: la imagen debe de ir relacionada con el puesto de trabajo que se quiera optar. Ahora bien, en todos los casos, debe haber una pulcritud y unas formas estándares y correctas de vestirse y de presentarse, así como una higiene adecuada. Si una persona no cumple ni tan siquiera estos mínimos, significa que no se ha preocupado por dar una buena imagen y que no tiene un gran interés en el puesto.
  • Puntualidad: el candidato debe llegar puntual, a poder ser unos cinco minutos antes. La puntualidad es importante para el día a día de la empresa. Por lo tanto, si no llega puntual ni tan siquiera el día de la entrevista, hay el peligro que tampoco lo haga cuando esté trabajando. 
  • Forma de saludar y presentarse: la actitud en general es importante. Debe dar la mano con determinación, mirar a los ojos y mostrarse segura, empático y agradable. En un primer momento, una forma de conseguir que arranque la conversación es pedir al candidato que haga una pequeña presentación de sí mismo.
  • Convicción con la que habla: el candidato debe dirigirse con convicción y responder las preguntas de una forma tranquila y concreta. La vacilaciones o movimientos bruscos no ayudan a dar esta imagen y debe intentar evitarlos.
  • Capacidad para controlar los nervios: cualquier candidato que se enfrenta a una entrevista personal está nervioso. Es inevitable, ya que de la entrevista va a depender que pueda conseguir el lugar de trabajo por el cual ha aplicado o no. Además, en un contexto como el actual, en el cual es más complicado encontrar trabajo que hace un tiempo, esta tensión es aún mayor. En el puesto de trabajo también pueden suceder situaciones de nerviosismo en determinados momentos. Entonces, el hecho que sea capaz de controlar la situación durante la entrevista puede hacernos pensar que también será capaz de hacerlo cuando trabaje.
  • Cómo habla de antiguos trabajos donde ha estado: es normal preguntar por trabajos anteriores, qué había hecho en ellos, y cómo se había sentido. Si la respuesta es de cierto rencor o rabia hacia anteriores empresas, señal que hubo algún problema. Puede que el culpable del problema no hubiera sido él, pero el hecho que lo exponga ya hace que entre cierto temor o dudas. Un candidato inteligente lo entenderá y tampoco expresará sus quejas durante la entrevista.
  • Conocer los motivos por los cuales ha aplicado a la oferta: es una pregunta típica que siempre hay que hacer: por qué quiere trabajar allí y se considera capaz de realizar las tareas encomendadas. También, es importante preguntarle sobre la empresa. Si responde que la conoce y explica algunos datos sobre ella, será señal que se ha preocupado por buscar en la página web o por Internet información y que tiene un interés real.
  • Conocer los motivos por los cuales ha cambiado de empresa anteriormente: si se quiere una persona que esté en un proyecto a largo plazo y en el currículum se aprecian muchos cambios de empresa, conocer los motivos: si ha sido por voluntad, porque el tipo de contrato era temporal…
  • Capacidad para sintetizar y resumir ideas para responder lo que se le pregunta: es normal, al final de la entrevista, realizar un resumen de lo ocurrido. Si el candidato es capaz de sintetizar lo que ha sucedido, demostrará capacidad de retener las ideas más importantes y se comprobará que ha estado atento. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.