Cómo pasar de empleado a empresario

“Estoy convencido de que aproximadamente la mitad de lo que separa a los emprendedores de éxito de los de no-éxito es la perseverancia”. (Steve Jobs)

Cómo pasar de empleado a empresarioCómo pasar de empleado a empresario
  • linkedin
  • google+

Pero la crisis económica ha supuesto que muchas empresas tuvieran que cerrar o se declararan en concurso de acreedores, por lo que si queremos crear una nueva empresa es necesario tener en cuenta una serie de aspectos básicos para que nuestra idea pueda dirigirse hacia el éxito.

En España a pesar de haber aumentado el emprendimiento, según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), sólo un 8,7% de los proyectos superan los 3,4 años de actividad.

A continuación te ofrecemos algunos consejos que te permitirán tener unas claves básicas para el caso en que estés pensando pasar de empleado a empresario:

1.- Fórmate.

El principal problema al que se enfrentan los nuevos empresarios es que no están preparados para los negocios que van a emprender. Muchas personas abren un restaurante sin conocer el negocio de la hostelería o una franquicia sin saber cómo funcionan las franquicias.

Pero no sólo debes formarte en las habilidades necesarias para desarrollar una actividad concreta sino que además deberás formarte para adquirir cultura financiera.

Es fundamental que aprendas a controlar tus finanzas y te formes sobre el tema. Puedes buscar formación on line de calidad y a la vez leer libros sobre temas financieros básicos para poder distinguir un activo de un pasivo, saber qué es una hoja de balance o un cuadro de ingresos y gastos.

2.- Crea un modelo de negocio y un plan de negocio.

En primer lugar debes distinguir un modelo de un plan de negocio. Un modelo de negocio es algo cambiante que se va modificando a medida que vamos probando los diferentes aspectos de nuestro negocio.

Un plan de negocio en cambio se utiliza para demostrar que tu modelo de negocio es viable económica y financieramente y tiene proyección de futuro.

Un modelo de negocio sirve para validar tu idea. Se puede  utilizar el  “Business Model Canvas” como una forma de diseñar nuestro modelo de negocio.

El modelo Canvas está compuesto por 9 cuadrantes que contemplan los aspectos esenciales de cualquier negocio: segmento de clientes, propuesta de valor, canales, relación con clientes, fuentes de ingresos, recursos clave, actividades clave, socios clave, estructura de costos.

Un plan de negocio, tendrá, en cambio, el siguiente contenido básico:

  • Descripción del negocio.
  • Análisis del mercado.
  • Descripción del producto o servicio.
  • Estrategia comercial y de marketing.
  • Equipo que forma la empresa.
  • Información financiera (capital necesario, ingresos, gastos etc.).

3.- Sé un líder no un jefe.

La dificultad más importante a la hora de comenzar un negocio propio, no es gestionar el negocio en sí, sino aprender a gestionar a la gente que trabaja para nosotros de forma correcta para sacar lo mejor de ellos.

Un líder es una persona que motiva a las personas que trabajan para él para que persigan un objetivo común, es una persona que se preocupa por esas personas y cultiva cada día la empatía, y es una persona que trabaja en equipo.

4.- Crea un negocio en base a un sistema.

Puede que tu idea de negocio sea excelente porque se trate de un producto o servicio que nadie ha hecho hasta el momento, pero si no tienes un sistema, no tendrás éxito ni tu negocio podrá crecer.

Tu sistema de negocio debe permitir que si tú no estás, tu negocio siga funcionando y mejorando.

Actualmente existen 3 sistemas de negocio:

- Las corporaciones tradicionales, donde el individuo crea su propio sistema.

- Las franquicias, en las que el individuo adquiere un sistema de un tercero que ha probado ya su éxito.

- El mercadeo en red, en el que el individuo adquiere y se convierte en parte de un sistema ya existente.

5.- Forma un equipo y aprende a delegar.

Para que nuestro negocio tenga éxito es necesario saber elegir a las personas adecuadas para formar parte de nuestro equipo. Debemos rodearnos de personas inteligentes y formadas que nos aporten e ideas y aprender a delegar los trabajos.

Si no aprendemos a delegar sino que realizamos nosotros todo el trabajo nuestro negocio no crecerá ni se expandirá. Empieza a delegar tareas administrativas que te roban mucho tiempo y que las puede realizar fácilmente otra persona y poco a poco delega tareas más importantes hasta lograr que tu negocio pueda seguir adelante por sí mismo con el trabajo de las personas que forman tu equipo.  

6.- Aprende a decir que no.

En cualquier negocio debemos aprender a decir que no a aquellas actividades que no nos reportan beneficios o reportan beneficios muy bajos. Muchas veces aceptamos tareas que son tediosas y no nos aportan ningún beneficio o realizamos actividades complicadas por una remuneración ridícula, simplemente por hacer un favor o por un compromiso con alguien, pero debemos evitar estas situaciones y aprender a decir que no o al menos “ahora no”.

7.- Gestiona eficazmente tu tiempo.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de gestionar tu negocio, es aprender a gestionar correctamente tu tiempo. Prioriza las actividades que generan ingresos para tu negocio, y aprende a realizarlas sin interrupciones como las llamadas de teléfono móvil, responder a correos electrónicos etc. 

Ser empresario no es fácil, es un camino duro en el que tendrás que ser perseverante, no dejarte desanimar por los errores sino aprender de ellos y seguir adelante cada día.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.