Cómo optimizar un despacho para ser más productivo

Muchos son los aspectos que pueden influir en el rendimiento en el trabajo, desde la carga de trabajo a la formación o mismamente el ambiente laboral que haya de por medio; pero hay un aspecto en el que poca gente suele caer en cuenta y que tiene una importancia clave, ya que dependiendo de cómo se haga, puede acabar influyendo más de lo esperado; me refiero a la organización del despacho.

Cómo optimizar un despacho para ser más productivoCómo optimizar un despacho para ser más productivo
  • linkedin
  • google+

Vamos a ver cómo aumentar la productividad manteniendo un despacho organizado.
 

Aumentar la productividad manteniendo un despacho organizado

  • Lo que no sirve...

    ¿Nunca os habéis parado a mirar la de cosas que puede haber en la mesa de un despacho? En ocasiones puede ser sorprendente ver cómo a raíz de tener guardado todo lo que llega es complicado encontrar lo que realmente es necesario tener al alcance de la mano.

    Por esta razón es imprescindible que paréis un día el trabajo y os pongáis a mirar qué cosas vais a utilizar realmente; todo aquello que sobre, fuera. La oficina no es el lugar oportuno para guardar a modo de trastero.

  • Limpieza

    Como os podréis imaginar, el aspecto de la limpieza es clave, ya que sin ella las molestias aparecerán una y otra vez. Además, si tenéis una oficina llena de cosas, lo más probable es que el polvo haya crecido a sus anchas, ¿verdad? Bueno, pues esta es otra de las razones por las que conviene tener las cosas justas.

  • Distracciones

    Esto es clave. ¿Cómo puede uno concentrarse si tiene al alcance de la mano todo tipo de cachivaches tecnológicos, revistas y cosas por el estilo? Es importante que todo aquello que no tenga que ver con el trabajo se mantenga fuera, ya que de otra manera la perdida de tiempo y productividad estará garantizada.

  • Ruidos

    Os podréis imaginar que el ruido no es un buen compañero para el trabajo, y además estaréis en lo cierto. No es sencillo concentrase cuando hay mil distracciones auditivas a vuestro alrededor, y a veces será algo que se pueda arreglar o no. Si las molestias proceden del interior de la empresa habría que ver qué las origina y cómo se podría solucionar el asunto, mientras que si vienen de la calle la cosa se complica. En este caso básicamente tocaría mover de emplazamiento la oficina o directamente aislarla.

  • Luz

    ¿Recordáis cuando de pequeños vuestra madre os decía que al leer tuvierais las cortinas abiertas? Bueno, pues aquí pasa lo mismo. Debéis tener la mayor cantidad de luz natural posible, pues su falta podrá crear un ambiente pesado que os adormezca y os haga perder tiempo y productividad. Y si esto no puede ser procurad que haya luz blanca.

  • Maquinaria actualizada

    Por experiencia os puedo decir que un equipo informático en mal estado o una máquina de producción que no funcione como debería pueden hacer que la productividad baje de manera espectacular. Y es que es desesperante que por mucho que se quiera trabajar, los equipos no lo permitan. Ojo al mantenimiento, pues es la clave en muchos casos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.