Metodologías, aplicaciones y trucos para dejar de ser un esclavo de tu trabajo

Cómo mejorar tu productividad en el trabajo

Planificar nuestro tiempo entre el trabajo, familia y amigos puede llegar a ser un auténtico caos puesto que muchas veces no contamos con las horas que necesitamos. Lo mismo pasa en las pequeñas y grandes empresas, startups e incluso a los propios emprendedores… ¿Cómo salen ellos del paso? Gremyo, la tienda del emprendedor innovador, nos propone algunos consejos.

Metodologías, aplicaciones y trucos para dejar de ser un esclavo de tu trabajoGremyo ofrece productos y servicios para emprendedores, startups, freelance y empresas
  • linkedin
  • google+


“Tener unos buenos hábitos, conocer las metodologías más innovadoras, así como las técnicas y las herramientas existentes, pueden ayudar a llegar a todo. Son algunas de las soluciones que proponen desde Gremyo.



¿Cuáles son las nuevas metodologías?



1. Una de las más utilizadas es Getting Things Done (GTD), que propone no pensar en todas las tareas que hay que hacer, sino en la acción siguiente que debemos llevar a cabo. Sus pilares son los de recopilar, procesar, organizar, revisar y hacer. Además, sostiene que todo lo que se pueda hacer en menos de 2 minutos es prioritario, ya que nos descargará de tareas innecesarias.



La psicología de GTD se basa en poder almacenar, seguir y revisar de manera fácil toda la información relacionada con las tareas que necesitas hacer. 



2. Para poder controlar el tiempo que dedicamos a cada una de nuestras tareas necesitaremos Timeboxing, capaz de crear espacios de tiempo limitados para realizar tareas. Esta técnica consiste en fijar el tiempo máximo para conseguir unas metas, tomar una decisión y hacer lo mejor que podamos en ese intervalo de tiempo. 



3. Algo similar atañe a una tercera metodología conocida como Pomodoro, que aplica la realización de tareas en bloques de 25 minutos.



4. En el caso de Evernote y Remember the Milk, son aplicaciones que permiten recopilar y organizar contenidos en un mismo espacio. 



5. La productividad no sólo afecta a nivel individual sino también a nivel de equipo, y para organizarnos mejor contar con Trello (imagen de la derecha) o Basecamp, que permiten entre otras cosas crear listas de tareas compartidas y asignar tareas y responsables.



6. Las reuniones a veces lentas e improductivas pueden cambiar drásticamente siguiendo la metodología Scrum, que entre otras muchas cosas ayuda a marcar objetivos, tiempos y eliminar distracciones. ¿Cómo? Adoptando una estrategia de desarrollo incremental en vez de planificar y ejecutar de inmediato un producto. 



7. A veces, también perdemos mucho tiempo atendiendo correos electrónicos en el trabajo y para solucionar este problema contamos con Inbox Zero, que consiste en conseguir tener una bandeja de entrada limpia y sin ningún correo pendiente. Para ello es bueno dedicar los primeros minutos de la mañana a esta tarea y ser muy eficiente en el uso del correo: ir al grano y ser claro y conciso.



Desde Gremyo son conscientes de la necesidad que existe en el mundo emprendedor y de

las startups, por ello, han lanzado una Guía Gratuita de Productividad Personal y de Equipos con otras herramientas, metodologías y trucos que podemos aplicar desde el primer momento para conseguir gestionar mejor nuestro tiempo y el del equipo de trabajo.