Cómo mejorar la imagen de una empresa – Parte III

Tras dos entregas con consejos sobre cómo mejorar la imagen de una empresa llegamos a la última parte, donde os facilitaré nuevos tips para mejorar las ventas, la funcionalidad, y por ende la imagen que proyectáis al exterior.

Imagen de empresaCómo mejorar la imagen de una empresa – Parte III
  • linkedin
  • google+

 

  • Implantad un sistema de dropshipping

Esta técnica os resultará muy efectiva para expandir vuestra marca entre los consumidores, y especialmente si trabajáis con vendedores intermedios. El sistema de dropshipping básicamente consiste en que daréis a todos aquellos que quieran la posibilidad de vender vuestros productos sin tener que adquirir stock. Os explico paso a paso el sistema:

Vuestro cliente, una tienda online (por ejemplo), vende un vestido de los que fabricáis.

Recibe el dinero y os hace a vosotros el encargo del vestido.

En ese momento empaquetáis la prenda y se la mandáis al cliente final; es decir, al que ha comprado el vestido en la tienda online de vuestro cliente.

El pago os lo podrá hacer vuestro cliente en el momento del encargo, a final de mes o a 30 días; como quede negociado o establecido.

Sistema de afiliados

Este sistema básicamente os permite distribuir vuestro producto por todo el país o incluso fuera del mismo sin tener una red de comerciales propia. Básicamente manejaréis un sistema de comisionistas, pues ellos se ganarán un determinado monto por cada compra que os consigan.

Aquí el asunto está en que conseguiréis expandiros rápido, por lo que vuestra imagen se verá favorecida. Más aún si ofrecéis formación a los vendedores y hacéis campañas de publicidad para darles soporte.

Buzoneo

¿Habéis perdido el interés de los habitantes de vuestra ciudad o hay muchos que aún no os conocen? Pues entonces deberíais probar con esta técnica tradicional que tan buenos resultados ha dado siempre. Obviamente no vayáis a hacer un buzoneo si sois una empresa fabricante de maquinaria industrial o una metalúrgica.

Eso sí, para que funcione bien la campaña de buzoneo debéis poner una buena promoción que llame la atención, ofreced cupones de descuento o algo por el estilo. Un buen detalle es que ofrezcáis rebajas adicionales para parados, familias numerosas y jubilados.

 

  • Campañas de TV y Radio

¿Tenéis capital como para llevar a cabo una campaña fuerte en televisión nacional o autonómica? Pues entonces no lo dudéis, pues si conseguís llegar a las masas conseguiréis reforzar vuestra imagen hasta límites insospechables. Eso sí, os advierto que se trata de un medio de publicidad muy costoso.

Debéis aprovechar la ocasión y ofrecer un descuento, promocionar una web (junto a una fuerte campaña de Adwords) y negociar con más puntos de venta para que incluyan vuestra marca en sus anaqueles (supermercados, etc.).

 

  • Cambio de la directiva

Qué decir de que las decisiones de la directiva se ven directamente reflejadas en el día a día de la empresa, consiguiendo no solo que las operaciones se vean alteradas, sino también la imagen corporativa de cara al exterior. De ahí que sea muy importante llevar un control exhaustivo de las diversas decisiones que puedan tomarse en el consejo de dirección.

Por ejemplo tendréis que ver con lupa todas las modificaciones que puedan influir en el desarrollo de productos, pues en ocasiones se tienden a plantear reducciones de calidad a cambio de ampliar márgenes. Y con reducciones de calidad no me refiero sólo al aspecto meramente técnico, sino también a la expulsión de personal cualificado de la plantilla con tal de ahorrar algo.

 

  • Control económico

Otro de los grandes denominadores comunes en la pérdida de imagen empresarial pasa por la falta de un control económico eficiente. Tened en cuenta que si se tambalean las finanzas todo lo demás caerá como un castillo de Naipes, así que ojo a los siguientes puntos:
 

  • Primero de todo debéis llevar un buen control del flujo de dinero, especialmente si manejáis cantidades importantes de dinero en efectivo (tiendas minoristas, etc.). No es por ser desconfiado, pero siempre hay demasiadas “manos largas”.
     
  • Tenéis que revisar al detalle todos los acuerdos que tengáis con proveedores y clientes especiales, pues a veces os daréis cuenta de que lo que en su momento podía parecer un buen acuerdo, con el tiempo ha pasado a ser exactamente lo contrario.
     
  • Otro punto clave es la deuda que podáis tener, hay que intentar que esta se mantenga dentro de unos límites coherentes y soportables. Debéis llevar un buen control de las fechas de pago y del techo de deuda que tengáis; es decir, de aquel límite de endeudamiento máximo que teóricamente podríais alcanzar sin que comiencen a verse afectadas otras áreas de la empresa. Obviamente no lleguéis a este punto, pues no sabéis cuándo requeriréis de una entrada urgente de capital externo a raíz de un inesperado.
     
  • Revisad concienzudamente las rentabilidades que obtenéis de las diversas ventas, asegurándoos de que realmente no hay gastos ocultos que no hayáis tenido en cuenta. Claro está que deberéis aprovechar la ocasión para determinar si los márgenes son adecuados.
     
  • ¿Tenéis unos precios demasiado elevados atendiendo a lo que se ve en el mercado? Éste también puede ser uno de los grandes factores de la falta de competitividad, y por ende de la pérdida de imagen. En este punto no os quedará más solución que adecuar las tarifas a lo que hay en el mercado, y si veis que no podéis competir, deberéis tomar una decisión, que podrá pasar por reubicar la producción en países de bajo coste o directamente cambiar de actividad. En ocasiones esto último no es tan complicado.
     
  • Otro de los problemas relativos a la pérdida de imagen por vía económica está relacionado con los salarios. ¿Pagáis unos salarios adecuados? ¿Sois unos rácanos y pretendéis tener a los mejores empleados? Como comprenderéis una cosa no es compatible con la otra, y por ende el resultado de las operaciones de la empresa puede ser muy diverso.

 

  • Estudio de mercado

Independientemente de qué decisión toméis para reflotar la imagen de la empresa debéis hacer un nuevo estudio de mercado mediante el cual podáis saber a ciencia cierta cuales son las necesidades del cliente actual. Quizá os llevéis una sorpresa. Y de igual manera os vendría muy bien contratar una auditoria externa para saber a ciencia cierta por donde falláis, será la mejor vía para saber cómo potenciar la imagen corporativa y dejar de ir dando palos de ciego.

Hasta aquí llega la trilogía sobre cómo mejorar la imagen de una empresa. Espero que os haya podido ser de ayuda. ¡Suerte!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.