Cómo mantener motivados a los empleados

Para poder llevar a buen término un emprendimiento resulta imprescindible que los empleados estén contentos, satisfechos y orgullosos de trabajar para vosotros, teniendo así un buen rendimiento laboral y creando un adecuado entorno de trabajo; de ahí que sea vital que la directiva sea capaz de motivar a sus empleados de manera eficiente.

Motivación de empleadosCómo mantener motivados a los empleados
  • linkedin
  • google+

Vamos a ver cómo puede hacerse:

  • Salario justo

    Con este punto no me refiero a que haya que pagar mucho, pero tampoco a que haya que pagar poco. Dependerá de cada caso, pero tened muy en cuenta que no deberíais tratar de encajar las nóminas más bajas posibles, pues ello causará malestar y la perdida de las personas con talento cuando tengan una mejor oportunidad; además de que probablemente optarán a las plazas perfiles mediocres. Si queréis a los mejores pagad acorde a su valía.

  • Flexibilidad horaria

    Está claro que esto no siempre es posible, puesto que hay trabajos donde el horario no puede ser alterado así como así; sería el caso de atención al cliente, cadenas de producción, dependientes y demás. Pero en ocasiones sí es posible dejarles libertad de movimientos a los empleados; os pongo un ejemplo. Imaginad que tenéis una agencia de publicidad, y en plantilla un diseñador gráfico. De igual manera imaginad que para esta semana ese empleado debe tener listos 10 logotipos y dos páginas web. ¿Le vais a obligar a llevar un horario estricto, e incluso ir a la oficina? Probablemente rinda más si le dejáis que se lleve el trabajo a casa y se organice como considere, ¿no os parece? Lo importante es que cumpla.

  • Teletrabajo

    El punto anterior viene a derivar en este apartado. Y es que hay determinados puestos de trabajo que sí podrían llevarse a cabo desde la distancia, permitiendo de esa manera que los empleados puedan organizarse como consideren. Así mismo ayudaréis a que estas personas mantengan una conciliación familiar. El mundo de las asesorías y la tecnología son sectores clave para ello.

  • Sed cercanos

    Los empleados no os deben tener miedo, pues entonces el ambiente será pésimo y habrá cosas que no se atreverán a contaros por miedo a reprimendas. Debéis tratar de llevar una relación cordial, amigable y de confianza. Eso sí, una cosa es ser buena gente y otra ser un idiota; tened cuidado con ello, puesto que habrá quien trate de torearos. Cuando haga falta se debe tener mano dura.

  • Gestionad bien la empresa

    Si los empleados ven que hacéis bien vuestro trabajo os respetarán más, y de igual manera, viendo que la compañía sí tiene futuro, se sentirán más tranquilos con sus puestos de trabajo.

  • Escuchad los consejos de los empleados

    Tened en cuenta que quienes llevan realmente la empresa son los empleados; más aún en sociedades con un cierto número de ellos. De ahí que sean los que mejor sepan qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona en los procesos de venta, de fabricación, de logística y demás. Escuchadles, pues sus opiniones podrán haceros ganar mucho dinero. Y con ello no me refiero precisamente a los directivos (que también), sino a la gente de base. Hablad con el mecánico, con el mensajero, con la recepcionista, con la mujer de la limpieza, etc.

  • Sed agradecidos

    Vosotros podréis ser los autores de las ideas que han llevado al éxito a la empresa, pero sin la mano de obra que ha podido convertir ese concepto en realidad no habríais llegado a ninguna parte. Por ello debéis estar agradecidos a los empleados, que día a día se han esforzado por dar lo mejor de sí a la empresa.

    ¿Cómo? Pues dependerá de la compañía que tengáis, pero podréis distribuir una parte de los beneficios entre ellos, mandar a sus casas una carta de agradecimiento escrita y firmada por vosotros, abrir un servicio de guardería para los hijos de los empleados, cubrir las comidas, organizar cenas de navidad, etc. Pensad cuál podría ser vuestra mejor manera.

  • No hagáis distinciones

    ¿Alguna vez habéis visto al director ejecutivo de una gran empresa estar todo el rato en dirección y largarse a casa con su Jaguar? Seguro que sí, yo también. Pero, ¿habéis visto al director ejecutivo de una gran compañía salir un rato de la dirección e ir donde están los limpiadores, empleados de seguridad o soldadores, y comer y reír con ellos? Seguro que no, ¿verdad? Pues yo sí, también he tenido la oportunidad. ¿Y sabéis qué? En el segundo caso adoraban al jefe, pues cuidaba de ellos y les ofrecía todos los puntos anteriores. Quizá tuvo que ver que fuera quien fundó la empresa y la levanto hasta convertirla en una multinacional, habiendo pasado por todos los puestos intermedios y conociendo lo que es sufrir y triunfar en el mundo de los negocios. Ahí están los detalles que os convertirán en buenos o malos gestores.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.