Richard Branson es el fundador del grupo Virgin

Cómo lograr el éxito con tu startup, por Richard Branson

“Mientras que el camino hacia el éxito es diferente para cada startup, sí existen algunos pasos comunes que todo negocio deberá dar”, asegura Richard Branson, fundador del grupo Virgin y la 212 mayor fortuna del mundo, según la revista Forbes.

Ocho trucos para convertir tu startup en una empresa de éxito, por Richard BransonOcho trucos para convertir tu startup en una empresa de éxito, por Richard Branson
  • linkedin
  • google+


En el desarrollo mundial de Virgin, Branson asegura haberse encontrado con las mismas lecciones una y otra vez, independientemente del sector y del mercado. A continuación, Branson nos deja ocho trucos para convertir nuestra startup en una empresa de éxito.
 



  1. Cree en tu producto: Cree en tu propia visión del negocio, y no renuncies a ella por un simple cheque. Tú conoces tu negocio mejor que nadie, no pierdas la perspectiva. Si lo haces, el mundo también lo hará. Es tu visión la que te dará el éxito, no la de tu inversor.
     

  2.  Produce algo útil: produce el mejor producto que puedas y asegúrate de que tiene un valor a largo plazo. Esto es algo que siempre hemos tenido en cuenta en Virgin. Si sólo quieres hacer dinero, no lo conseguirás. Sin embargo, si intentas hacer algo realmente diferentes, entonces encontrarás el verdadero éxito.
     

  3. Invierte en lo que va a hacer escalar tu negocio: Identifica lo que tu empresa necesita exactamente para crecer.
     

  4. Contrata a la gente adecuada: En Virgin nuestra gente es el corazón de todo lo que hacemos, además de ser cruciales en nuestro éxito.
     

  5. Da acciones a todos los empleados: Una administración compartida conduce a una responsabilidad colectiva y a una mayor pasión. Si permites que los empleados crean en la empresa como si fuera suya, es difícil fallar.
     

  6. Piensa global: Asegúrate de que tu producto es de clase mundial y que puede competir con cualquiera en cualquier parte.
     

  7. Descentraliza: Mientras que al principio es necesario centralizar la estructura de tu negocio, para escalar y ser global hay que descentralizar. Para tener éxito en diferentes mercados, tu empresa tiene que trabajar con los horarios locales, además de entender la cultura, la geografía, y atraer al talento autóctono.
     

  8. Ve a por ello, pisa el pedal, y cágala. ¡Hazlo!