Cómo interpretar las principales métricas de Google Analytics

Uno de los mejores aliados que podréis tener a la hora de explotar una página web es el software analítico; es decir, la aplicación que os permita llevar un control exhaustivo de los movimientos que hagan los visitantes en el sitio.

Métricas de Google AnalyticsCómo interpretar las principales métricas de Google Analytics
  • linkedin
  • google+

Y es que hoy las mediciones no son como aquel legendario contador de los años noventa que la gente ponía junto con un gif del obrero de turno dándole al pico, ¿os acordáis? Para nada, las cosas van cambiando, y ésto no podía ser para menos. A día de hoy existen diversas opciones en el mercado que ofrecen completos análisis con el que podréis tener información muy detallada; pero si hay uno que destaca de sobremanera, ese es Google Analytics, otro de los servicios de “la bestia del text box”.

Más de uno de los que estáis leyendo estas líneas probablemente ya conoceréis la herramienta, pues es omnipresente en la red. Y no es de extrañar, ya que funciona bien, es relativamente sencilla de manejar, y además el entorno es agradable de manejar; pero claro, no todo iban a ser facilidades, ¿verdad? El problema de este tipo de programas de seguimiento es que son tan completos que pueden llevar a la confusión...demasiada información. De ahí que vayamos a ver hoy cómo leer las principales métricas de Google Analytics.

Visitas/Sesiones

Es uno de los datos que más esperanza suele dar al abrir el panel de Analytics, pues de un vistazo uno puede hacerse una ligera idea de cómo estarán algunas de las métricas restantes. Básicamente viene a indicar el número de accesos que han hecho los usuarios a lo largo del día o del tramo indicado en el reporte. Tenéis que tener en cuenta que si un usuario entra en la página A, y más tarde, tras salir, vuelve, se contabilizarán como 2 visitas. De igual manera sabed que en una visita o sesión puede haber una única página vista o veinte, es indiferente.

Visitas únicas

Aquí entran en juego las cookies, que no son más que localizadores que quedan registrados por el explorador del visitante a fin de garantizar una navegación más práctica. En esos pequeños archivos se registran datos como contraseñas, horarios de visitas y similares; y tomándolos como referencia el servidor web puede saber si ese usuario ha visitado anteriormente la web; y si así ha sido en un periodo de media hora, sólo contará como una visita única. Si en cambio ha visitado el sitio dos veces con un intermedio de 2 horas, contará como dos visitas únicas.

Tened en cuenta que las cookies sólo pueden identificar una combinación de explorador e IP, por lo que si el mismo usuario entra en un lapsus de 5 minutos desde Explorer y Chrome, contará como dos visitas únicas, y también como dos visitas simples.

Duración media e hits/interacciones

Gracias a las cookies se puede tener una idea del tiempo que un usuario pasa en la web. Ahora bien, la cosa no es tan sencilla, pues Google no utiliza un cronómetro; básicamente sabe el tiempo que ha durado la sesión/visita en base a las interacciones o hits. ¿Qué es una interacción? Pues cosas como hacer clic en un enlace interno, en un botón, poner un comentario, etc.

Pongamos un ejemplo: entro en Infocif.es a las 10:00, leo la portada y entro en Noticias dos minutos después, a las 10:02. Me paso un rato viendo la subportada y localizado un artículo que me gusta, y claro está que hago clic; eso a las 10:14. Leo el texto y me voy a las 10:30 cerrando el explorador. ¿Cuánto tiempo ha durado mi visita a Infocif.es? Lo suyo sería decir que media hora; pero claro, de cara a Google las cosas no son así, pues Analytics contará 14 minutos. ¿Por qué? Pues porque la última interacción se ha realizado a las 10:14, al hacer clic en la noticia. Resulta que Analytics no cuenta la salida del explorador en sus cálculos. Es el mismo efecto a si me hubiera quedado dormido sobre el teclado, que no contaría el tiempo.

Con esto podemos saber si la web invita al lector a realizar acciones como poner comentarios, visitar más páginas y demás. Visitas cortas indican que los usuarios no están navegando en el sitio; mal dato, tendréis que echar un vistazo al asunto con un diseñador web o un SEO.

Porcentaje de rebote

Muy en línea con el punto anterior. Básicamente viene a indicar el porcentaje de visitas que sólo han visto una página y se han largado a otro lugar en menos de 30 segundos. Vamos, que han llegado y se han largado “escopetados”. ¿Es bueno? No, para nada, pues indica que el contenido no llama la atención, hay información que no corresponde con el título, dificultad para leer, publicidad intrusiva que espanta a la gente, etc.

Páginas vistas

Pues básicamente viene a significar el número de veces que una página ha sido solicitada al servidor web. Es decir, que si un usuario, dentro de una misma sesión, entra en A, después pasa a B, y finalmente vuelve a A, contabilizará como 3 páginas vistas.

Páginas vistas únicas

Algo similar al caso anterior, pero con la diferencia de que sólo se contabilizan las páginas diferentes vistas por sesión. En el caso anterior “A” sólo contaría como una página única vista.

Visitantes nuevos

Un visitante único básicamente es aquel que no había entrado anteriormente a la web, o más bien que no lo había hecho desde esa IP y explorador, pues como ya os comentaba arriba, las cookies se asignan al navegador.

Visitantes recurrentes

Son aquellos que han entrado en la web durante el último año desde el mismo explorador e IP (estas cookies aguantan ese periodo). Cabe destacar que éste y el anterior punto deben estar equilibrados, pues un alto porcentaje de visitantes nuevos indicaría que los que ya os conocen no vuelven, una señal muy preocupante; mientras que un alto porcentaje de visitantes recurrentes estaría diciendo que hacen falta aires nuevos. Ahora bien, esto último también podría indicar que el SEO no se está haciendo correctamente para potenciar el sitio.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.