Cómo gestionar un crecimiento rápido en tu empresa

En el momento que creamos una empresa deseamos crecer, aumentar las ventas y ganar dinero, pero ¿Qué ocurre cuando el crecimiento es demasiado rápido?

Cómo gestionar un crecimiento rápido en tu empresaCómo gestionar un crecimiento rápido en tu empresa
  • linkedin
  • google+

Las empresas pueden morir de fracaso, pero también de éxito. No es extraño el caso de empresas que no han sabido asumir un éxito repentino de ventas y han tenido que cerrar. Por ese motivo, es esencial prepararse para esa eventualidad y hoy te proponemos algunas estrategias que te ayudarán a gestionar adecuadamente el crecimiento de tu empresa para evitar que se convierta en algo negativo.

La importancia de la planificación

Adelantarse a lo que pueda suceder en el futuro y plantearse diversos escenarios y lo que habría que hacer en cada uno de ellos, es un punto de partida fundamental para gestionar el crecimiento de una empresa.

En cada posible escenario, de cara al futuro, debes planificar qué recursos vas a necesitar: materiales y humanos. Es decir, se trata de saber qué vas a tener que utilizar en función del número de clientes que tengas en cada momento.

Contratación de freelance

A medida que crecen las empresas cada vez contratan a más personal a medida que van teniendo más clientes, por lo que suele llegar un momento en el que la plantilla de la empresa está sobredimensionada.

Para evitar esta sobredimensión de la empresa y de sus recursos humanos, podemos pensar en diversas alternativas como colaborar con otras empresas o contratar freelance. De esta forma podremos adaptarnos fácilmente a los aumentos o disminuciones de demanda por parte de nuestros clientes.

Optimiza los procesos

Todos los procesos que formen parte del sistema de trabajo de tu empresa deben estar optimizados, de forma que requieran el mínimo tiempo y a la vez sean eficaces. Es importante para el caso de que se produzca un crecimiento rápido, que ningún proceso en la empresa duplique tareas y que todos los departamentos compartan información y estén coordinados.

Colabora con otras empresas

Tal y como comentábamos con anterioridad, una de las opciones para evitar sobredimensionar una empresa es la colaboración con otras empresas. Puede tratarse de alianzas temporales o indefinidas con empresas que complementen los servicios que prestamos y que nos den apoyo en casos puntuales.

Delega responsabilidades

Cuando comenzamos un proyecto empresarial solemos tender a hacer todo nosotros mismos, pero para que una empresa pueda crecer correctamente es importante que aprendamos a delegar responsabilidades y toma de decisiones en personas de nuestra confianza.

La delegación nos ayudará a centrarnos en la expansión del negocio y tener el apoyo de un equipo que gestiona el trabajo del día a día.

Aprende a ser flexible

Todos los sectores de la economía cambian continuamente y de forma muy rápida, por lo que la flexibilidad de una empresa para adaptarse a los cambios es fundamental para que pueda sobrevivir a un crecimiento rápido.

Una empresa pequeña, por lo general, se adapta mejor a los cambios y lo hace de forma más ágil que una empresa grande, ya que en este segundo caso se deben involucrar muchas más personas. Pero en ambos supuestos la empresa debe estar siempre preparada para cambiar y no quedarse atrás.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.