Cómo gestionar un cambio de jefe

Los cambios nos estresan y aunque cambien a ese jefe que no nos gusta y que nos hace la vida imposible tememos al cambio, pero ¿Y si te planteas el cambio de jefe como una oportunidad? Te contamos cómo hacerlo.

Cómo gestionar un cambio de jefeCómo gestionar un cambio de jefe
  • linkedin
  • google+

Un cambio de jefe puede ser traumático, tanto si nos gustaba el jefe anterior como si no, porque el cambio significa una nueva estrategia y, en algunos casos, empezar desde cero. Todo lo que cambia nos inquieta por la incertidumbre que supone.

Para gestionar ese cambio de jefe y que sea lo mejor posible te proponemos algunos consejos:

Busca información sobre tu nuevo jefe

Puedes buscar en las redes sociales profesionales como Linkedin para saber dónde ha trabajado, qué ha estudiado y cuál es su perfil profesional en general. Otra opción es preguntar a algún compañero que le conozca o buscar directamente en internet.

Esta información te ayudará mejor a comprenderle como profesional y a prepararte para su llegada y para los cambios que proponga en la forma de trabajar.

Ayúdale a integrarse

El nuevo jefe necesitará ayuda para conocer la forma de trabajar de su equipo, por lo que será una buena idea que cada miembro del equipo le ayude a integrarse, a saber qué labor desarrolla cada persona y a ir conociendo poco a poco los protocolos de la empresa.

No te precipites a la hora de valorar su trabajo

Todas las personas necesitamos un periodo de adaptación, para aprender del nuevo lugar en el que trabajamos, por lo que no te precipites a la hora de valorar el trabajo de tu jefe y ten en cuenta que al principio puede cometer errores.

Comunícate con tu nuevo jefe

Lo habitual en el trabajo para muchas personas es quejarse sin decir nada. Esto supone que si te quejas de tu jefe y nunca le dices con respeto lo que opinas él pensará que estás de acuerdo y seguirá actuando de la misma manera.

Si vas a tener un nuevo jefe, es el momento oportuno de cambiar y de empezar a comunicar y a transmitir las cosas que te preocupan o las observaciones que quieras realizar en relación a tu trabajo.

Sé positivo frente a la nueva situación

Piensa en lo positivo que te aporta el cambio y mira la situación con optimismo. Tu nuevo jefe puede ser una oportunidad para aprender nuevas habilidades, para descubrir formas de trabajar diferentes o simplemente para conocer a una persona que saque lo mejor de ti como profesional.

Ofrécele feed-back

A medida que el trabajo del día a día se vaya desarrollando, ofrece un feed-back sobre cómo van las cosas para que tu jefe tenga un análisis sobre las nuevas pautas de trabajo que haya cambiado.

Es importante que exista un intercambio de opiniones, que se busquen puntos de acuerdo y soluciones frente a los problemas que surjan en la rutina diaria.

La adaptación al cambio requiere tiempo, voluntad e inteligencia emocional para tender puentes y no construir muros.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.