Cómo ganarse a los clientes que tienen miedo a pagar por Internet

Vivimos en una era donde lo digital marca el ritmo de la vida, un entorno en el que entre números binarios está en juego la economía mundial y el progreso de las principales compañías del mundo.

Miedo en compras por InternetCómo ganarse a los clientes que tienen miedo a pagar por Internet
  • linkedin
  • google+

Podemos acceder con un par de movimientos de muñeca a la mayor concentración de información que ha habido en la historia de la humanidad, y de igual manera podemos comunicamos instantáneamente con personas que están en la otra parte del mundo. Un milagro del que todos nos estamos beneficiando; bueno, más bien casi todos; pues aún hay muchos que no se atreven a dar el salto a la red por miedo a que les puedan robar en sus compras. Si conocéis personas así (estoy seguro de que sí) echad un vistazo a los siguientes consejos, os podrán venir muy bien a la hora de hacerles cambiar de opinión.

  • Primero de todo debéis hacerles comprender que a la otra parte de la pantalla no está el ladrón de turno que se ha robado un datáfono de la sucursal bancaria de la esquina y se ha montado el “imperio visacriminal”. Comentadles que estarán trabajando con empresas fuertes y conocidas; e incluso en algunos casos con las mismas que ellos suelen tratar en el día a día. Y es que resulta curioso que haya quien pague a gusto una compra con tarjeta en El Corte Inglés y luego le de miedo hacer lo propio en Elcorteingles.es por miedo a que le estafen.
  • Además de ello comentadles cómo los datos bancarios viajan a través de Internet fuertemente encriptados, por lo que aunque cayeran en manos de gente con malas ideas no podrían hacer nada con ello. ¡Tardarían años o incluso décadas en descifrar los datos! Es más fácil y probable que hagan una clonación de la tarjeta en un restaurante o tienda.
  • Si el argumento de la persona es que estas empresas pueden hacer cargos indebidos a la tarjeta hacedles saber que en el banco se pueden anular esas operaciones, así que no habría mayor problema.
  • De igual manera comentadles que existen las tarjetas virtuales y monedero, en las que únicamente podrán gastarse lo que se les asigne, nada más.
  • Las empresas que operan online no se arriesgan a hacer un mal uso de las tarjetas, pues de la red depende su prestigio y existencia. Si comienzan a ganarse malos comentarios de usuarios y acusaciones de robo sería su fin. Además de que pueden enfrentarse a fuerte sanciones. No les merece la pena.
  • El proceso de transferencia de datos de las tarjetas se lleva directamente a cabo por un banco a través de plataformas seguras controladas por el Estado. No es que Pepe el vecino se haya montado el chiringuito.
  • En caso de no conocer el lugar de compra siempre se deben buscar opiniones en Google. Por muy mala que sea la empresa verá como no hay comentarios acerca de robos de datos financieros y similares. Repito, no se arriesgan a ello.

¿Habéis conseguido con ello un nuevo “usuario 3.0”? ¡Pues que sean bienvenido al club!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.