Cómo ganar dinero vendiendo manualidades en Internet

Por norma general, cuando hablamos de ganar dinero por Internet, siempre se tiende a recurrir a la imagen del tipo que tiene una web y la explota recurriendo a Adsense y plataformas del estilo, ¿verdad? Bueno, pues la red es mucho más que eso, y vamos a ver un ejemplo de ello: cómo ganar dinero vendiendo manualidades en Internet.

Vender artesanías en InternetCómo ganar dinero vendiendo manualidades en Internet
  • linkedin
  • google+

Por norma general, cuando hablamos de ganar dinero por Internet, siempre se tiende a recurrir a la imagen del tipo que tiene una web y la explota recurriendo a Adsense y plataformas del estilo, ¿verdad? Bueno, pues la red es mucho más que eso, y vamos a ver un ejemplo de ello: cómo ganar dinero vendiendo manualidades en Internet.

Así es, en Internet podréis ganar dinero con vuestras pinturas, los ositos de peluche que hacéis, las piezas de cerámica o mismamente con muñecos de vudú personalizados (os lo juro, os los podréis encontrar); el mercado es tan amplio como el arte que pueda salir de vuestras manos; de ahí que deberíais echar un vistazo a la red.

Para empezar vamos a ver los tres tipos de vendedores más habituales en el mercado de las manualidades online, para que os podáis clasificar según os parezca o para que vayáis tomando ideas sobre si esto es lo vuestro y queréis aprovechar:

  • Artista/Artesano

    Como os podréis imaginar el primer campo está destinado para todos aquellos que elaboran sus propias piezas y quieren venderlas directamente a través de la red. Es el grupo más numeroso, pero curiosamente el más inocente, pues no siempre está seguro de sus creaciones y vacilan mucho a la hora de poner precios. De ahí que si estáis en esta categoría debáis saber cómo poner precio a vuestro trabajo (al final lo explico).

  • Comerciante

    Otra de las grandes figuras que os encontraréis en este mercado son aquellos comerciantes que trabajan distribuyendo piezas de diversa índole procedentes de colecciones privadas, de stocks de artistas para los que trabajan o mismamente de importaciones procedentes de países asiáticos. Tened mucho cuidado con las supuestas piezas de arte asiáticas con precios elevados y sin certificaciones de renombre, puede darse el caso de falsificaciones.

  • Fabricante

    Este tipo de usuario normalmente procede de India, China o algún gran país productor de oriente, y tiene la peculiaridad de que es fabricante de los accesorios e insumos requeridos por los artistas. Es decir, no es necesariamente alguien que tenga que ver de manera directa con el arte, pero sin sus productos sería complicado que los autores pudieran hacer algo. Se trata de una figura comercial que no está al alcance de todos, pues requiere de ciertas instalaciones y maquinaria. Eso sí, siempre podréis participar en el mercado vendiendo los accesorios de importación, aunque en este caso entraríamos en el punto anterior.

Dependiendo de si sois unos manitas o unos hachas con los negocios siempre podréis haceros un hueco en las plataformas de artesanos, lugares ideales para ofrecer vuestros productos (o el de otros). Os coloco tres opciones muy interesantes donde podréis vender vuestras artesanías:

  • Etsy

    Se trata de un portal online de origen estadounidense cuya misión consiste en acercar a los artesanos y artistas a sus clientes naturales. Es una magnífica web donde se concentra principalmente un público norteamericano, británico y australiano con mucho interés por la materia, un lugar donde al cliente no le suele importar tanto el precio como la calidad, buscando piezas originales; y donde podréis ofrecer todo tipo de artículos. Eso sí, tendréis que hacer las fichas en inglés, pues si las ponéis en castellano os quedaréis esperando y esperando...

  • Dawanda

    Ésta es otra magnífica alternativa para vender artesanías de calidad y no piezas a precio de saldo como suele suceder con otras maneras de hacer negocios en la red y sus potenciales clientes (los diseñadores gráficos, redactores y traductores me entenderán, ¿verdad?). Es muy similar a Etsy, pero con la diferencia de que está orientado a un público europeo. Se trata de una empresa alemana que poco a poco está teniendo mayor presencia en las redes. Una opción muy interesante.

  • Fiverr

    Muchos conoceréis esta web por haber contratado ahí servicios muy peculiares como voces para vídeos, comentarios en Amazon, mensajes personalizados “con Papa Noel” y mil cosas más (¿queréis que un grupo de música os haga una canción personalizada? Pues aquí tenéis el lugar ideal). Pues bien, resulta que también podréis ofrecer vuestras artesanías, funcionando mejor si pueden ser personalizadas. Ahora bien, tened muy en cuenta que en esta plataforma todo vale cinco dólares, pudiendo establecer una serie de extras. Así pues no os vayáis a poner a ofrecer cosas muy complicadas; máxime cuando de esos cinco dólares Fiverr se queda con uno a modo de comisión.

Hay maneras de vender artesanías en Internet, y todo dependerá de lo que estéis dispuestos a investigar y a apostar por vuestro proyecto. Eso sí, tened muy en cuenta que resultará imprescindible que podáis establecer el precio adecuado para vuestro trabajo, sin tener que recurrir a tirar por los suelos los precios por el miedo de tener menos ventas. Así pues, antes de terminar, os voy a dar unos sencillos pasos para que podáis establecer el precio al que vender vuestro material:

  1. Calculad cual sería el salario que os gustaría tener. Digamos para el ejemplo que sería de 1500 euros.

  2. Ahora determinad qué gastos fijos lleva aparejada vuestra actividad (autónomos, electricidad, etc.). Digamos que 450 euros.

  3. Ahora sumad los dos campos anteriores y dividid el resultado por 160, que será el número de horas trabajadas mensualmente. En mi caso me salen más o menos 12,20 euros por hora. Ese es el coste de vuestro trabajo.

  4. Ahora debéis calcular el beneficio industrial. Esto es importante, pues os permitirá obtener un margen más allá del salario con el que reinvertir o llegar a pagar en un futuro a posibles empleados, sacando vosotros un margen. Pues bien, pongamos que el margen es del 50%. Esto hace que vuestra tarifa por hora sería de 18,30 euros.

  5. Ahora calculad cuanto tiempo os habéis pasado haciendo la artesanía que queréis vender, aplicad el coste de la mano de obra y añadid el coste de los materiales. Para el ejemplo imaginad que hacemos broches de fieltro con los que tardamos 30 minutos y en material nos dejamos 2 euros. Bueno, pues en este caso la cosa sería sencilla: 18,30/2 +2: 11,15 euros.

  6. Tened en cuenta también que estáis inscritos como autónomos, por lo que será imprescindible que carguéis el IVA. Así pues sumad un 21% a esos 11,15 euros. Vamos, que el precio final del broche sería de unos 13,50 euros.

  7. Finalmente tened en cuenta que hay productos por los que en el mercado os encontraréis con tarifas medias más altas, así que aquí tendréis la ocasión de ampliar los márgenes o de mantenerlos en su justa medida y generar mayor volumen de ventas. También os encontraréis con que hay quienes tiran los precios; y aquí tendréis dos opciones: destacar sobre estos vendedores con vuestros acabados, servicios añadidos como presentación de regalo, etc.; o cambiando de idea por una donde la competencia no sea tan cruel. Tened en cuenta que podréis tener como competidores a ciudadanos de países donde el costo de vida es mucho más bajo, o directamente a gente que hace todo en “B”, por lo que obviamente sus costes serán inferiores. Y no, ponerse al nivel de sus precios no es una opción.

Insertar comentario
1 Comentario
Imagen de Anónimo
Cómo ganar dinero vendiendo manualidades en Internet

agradezco la información, pues me estoy iniciando en las ventas en línea. me ha sido de gran ayuda

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.