Los secretos de empresas como Avon y Herbalife

Cómo funcionan las empresas multinivel

Las empresas multinivel llevan muchos años funcionando y existen buenos ejemplos de empresas de éxito basadas en el sistema piramidal. Avon o Herbalife son dos de las más conocidas. Los resultados que ofrecen este tipo de negocios, cuando detrás de ellos hay una correcta planificación y un sistema de trabajo adecuado, y un producto final sencillo de vender son evidentes y fáciles de identificar.

Cómo funcionan las empresas multinivelCómo funcionan las empresas multinivel
  • linkedin
  • google+

A pesar de que una empresa multinivel puede ser un negocio rentable y fiable que, además, favorece el empleo de los colaboradores, en los últimos años el prestigio del Multilevel Marketing ha caído en picado. La principal razón ha sido la masificación de Internet que, si bien ha tenido muchos beneficios para algunos modelos de empresas, en las que siguen un modelo multinivel, como concepto, ha favorecido una opinión negativa en muchos sectores.

Detrás de este desprestigio está la proliferación de empresas multinivel online que usaban un modelo similar de MLM, pero con sistemas de dudosa legalidad o, en algunos casos, mediante una complicada red de estafas que implican una inversión inicial elevada. ¿Quiere estos decir que todas las empresas que utilizan un sistema multinivel son una estafa?

A continuación os explicamos lo que hay que saber sobre las empresas multinivel

¿Qué son las empresas multinivel?

El marketing multinivel es un modelo que prevé una venta directa al cliente de un producto o servicio, para ello, cuenta con una red muy amplia de comerciales- distribuidores que tienen una doble misión, por un lado, la venta de productos y, por otro, la captación de nuevos distribuidores. Es decir en un sistema piramidal de ventas.

¿Cómo funciona una empresa multinivel?

El sistema de funcionamiento de las empresas multinivel puede variar ligeramente entre unas empresas y otras, dependiendo de los objetivos del negocio.

Pero, a grandes rasgos se establece un sistema piramidal de venta de uno o varios productos con un sistema directo de distribución. Los distribuidores, por un lado, se encargan de la venta de productos de la empresa y de la fidelización de clientes; por otro, tiene por objetivo conseguir que los clientes se conviertan, a su vez, en distribuidores.

Para ello, la fidelización de clientes es clave, pues un consumidor al que satisface el producto que la empresa vende y que lo consume con regularidad, será quien mejor lo venda a otras personas. Los nuevos distribuidores pasarán a formar parte de la red de la persona que los captó. Cada distribuidor tiene una doble retribución: por productos vendidos directamente o por número de ventas de los distribuidores que estén los niveles inferiores de su red.

Los trabajadores del marketing multinivel de este tipo de empresas no tienen horarios establecidos, ni sueldos fijos, ni jefes directos que les marquen objetivos de ventas, y tampoco existe un tope en la cantidad de ganancias. Estos son algunas de las ventajas que favorecen el rápido crecimiento de estos negocios.

De la distribución final del producto y de la entrega a los clientes se encarga la propia empresa, por ello, que esta sea fiable y que tenga una buena organización es fundamental para el éxito de todo el negocio.

¿Cómo crear una empresa multinivel?

Crear una empresa multinivel puede parecer, a priori, una excelente idea de negocio, un sistema sencillo con un plan de comercialización directo y en el que no es necesario disponer de tiendas físicas.

Pero, teniendo en cuenta el desprestigio que han sufrido los Multilevel Business, crear una empresa multinivel es una tarea para la cual hay que dar los pasos correctos.

1. Elegir el producto

Las empresas multinivel basan todo su negocio en un producto “estrella”, sí pueden tener toda una línea de productos asociados, pero, para que el negocio prospere es esencial que los compradores asocien el nombre de la marca a un artículo características difíciles de encontrar en unas empresas. Las ideas de calidad y exclusividad deben estar asociadas a todos los productos de la marca de la empresa.

2. Crear una buena impresión

Tener un producto atractivo está bien, y si además se cuenta con una línea de productos de alta calidad que también se pueden adquirir mediante la empresa, las posibilidades de que el negocio funcione serán muchas.

Pero de poco servirá si no hay opiniones creadas sobre ellos, y es que el siguiente paso es conseguir que se hable de los beneficios o del sabor, o de las cualidades de los productos. Para ello, se pueden emplear varias estrategias de marketing, como las muestras gratuitas, las promociones por compartir opiniones en redes sociales…

Si el producto llama la atención, lo más seguro es que los primeros distribuidores no tarden demasiado en preguntar sobre las condiciones para convertirse en distribuidores de productos

3. Proponer un sistema atractivo de incentivos

Si el producto es de calidad, llama la atención de un buen número de personas y, además cuenta con buena fama en general, es ahora el momento poner en marcha la red multinivel de distribuidores.

Es aquí donde la trasparencia y la claridad distingue una empresa multinivel seria de una que no lo es. Un sistema de retribuciones atractivo y en el que los distribuidores no tengan que hacer una inversión inicial crea confianza y aumenta rápidamente el sistema de ventas piramidal.

Teniendo en cuenta la mala opinión que tienen las empresas multinivel, iniciar un negocio de estas características puede parecer arriesgado, pero, por el contrario, si el empresario es capaz de ganar la confianza de un buen número de clientes con un producto atractivo no es complicado tener una empresa multinivel de éxito.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.