¿Cómo fomentar la innovación y creatividad en la empresa?

Innovación como elemento de mejora: En un entorno competitivo, todo aquello referente a la innovación y la creatividad ha ganado un peso muy importante. 

¿Cómo fomentar la innovación y creatividad en la empresa?¿Cómo fomentar la innovación y creatividad en la empresa?
  • linkedin
  • google+

Hay que tener en cuenta que el avance tecnológico, en el mundo en general y en el empresarial en particular, no va a frenarse. Al contrario: cada día de forma más habitual aparecen una serie de innovaciones que incrementan la competitividad de las empresas y que éstas deben aplicar si no quieren quedarse relegadas en una posición secundaria. Por ese motivo, un objetivo fundamental de toda compañía, especialmente aquéllas que operan en sectores donde el uso de la tecnología es más intensivo, es atraer a los profesionales más cualificados para que aporten ideas que después repercutirán en una mejora. Del mismo modo, hay que conseguir sacar el talento de todo el personal interno. Cada trabajador responsable de un determinado trabajo conoce mejor que nadie aquellos aspectos relacionados con él. Por lo tanto, puede ofrecer propuestas de mejora que repercutirán en una mayor productividad. Por lo tanto, la innovación no es un concepto que deba ceñirse solamente a la inversión en investigación y desarrollo, sino también en todos aquellos aspectos que afectan a la marcha de la compañía.  

¿Cómo conseguir la máxima innovación en la empresa?

Para llegar a los objetivos marcados en términos de innovación para mantener o incrementar la presencia en el mercado, las acciones a desarrollar son las siguientes:

  • Abrir canales de comunicación para que todo el mundo pueda realizar aportaciones: como se ha comentado antes, toda persona que forma parte de la organización tiene conocimiento a aportar, porque es quien realiza, en el día a día, la tarea que se le ha encomendado. Por lo tanto, a partir de su experiencia, puede encontrar aquellos posibles puntos de mejora y proponerlos. Nunca hay que dejar de lado ninguna sugerencia que llegue por parte de cualquier miembro del equipo; toda propuesta debe de ser estudiada. Además, es una forma de asegurar la implicación de todas las personas que se encuentran trabajando en la empresa.
  • Conocer todas las innovaciones que aparecen en el mercado: hay que estar muy atentos a todas las novedades en términos de creación e innovación que aparecen en el sector donde se opera. Lo más normal es que las compañías de la competencia incorporen estas novedades en sus operaciones y que, por lo tanto, tomen ventaja desde un punto de vista competitivo. Igualmente, no hay que elegir tomar cualquier innovación por el simple hecho de serla. Hay que tener en cuenta los siguientes puntos:
    • Si el cliente valorará la mejora: puede que, a través de la innovación, se mejore una característica del producto o servicio por la cual el cliente no tiene intención de pagar un sobrecoste porque, simplemente, no valora. Por lo tanto, hay que confrontar la innovación con las preferencias del público objetivo para, de esta forma, valorar si realmente repercutirá en aspectos que significan una ventaja competitiva real.
    • Coste de la innovación: toda innovación acarrea unos costes. Por lo tanto, antes de afrontarla es necesario calcular si la empresa dispone de suficientes recursos propios para afrontarla y si el retorno económico será tal que permitirá obtener los beneficios que permitan superar los costes iniciales y de mantenimiento al largo del tiempo.
    • Si las empresas de la competencia repiten comportamiento: que las otras empresas del mercado decidan incorporar la innovación no es una garantía total que ésta funciona y que realmente proporcionará un beneficio, pero sí que es un indicativo que da una idea de lo que el mercado piensa. Por lo tanto, si las competidoras innovan, poco remedio queda.
  • Tener los recursos necesarios: la empresa debe de disponer de todas aquellas herramientas que permitan a la persona con talento que se quiere atraer de desarrollar al máximo su potencial. Además de un determinado salario, otro aspecto muy valorado por estas personas es la posibilidad de poder estar en contacto con las mejoras y sacar el máximo partido de ellas.
  • Ofrecer la posibilidad de un desarrollo de carrera: en un entorno de tanta inestabilidad laboral, uno de los aspectos que más se valoran es poder desarrollar una carrera y, con el paso del tiempo, poder ir asumiendo más responsabilidades. Es normal, pues, que una persona que se ha formado al respecto tenga esta aspiración.
  • Ofrecer unas condiciones laborales equiparables a las que se dan en el exterior: durante los últimos años hemos visto como personal cualificado marchaba del país para trabajar al extranjero. Uno de los perfiles que ha optado por la emigración son jóvenes que se han formado aquí que, ante la falta de oportunidades o las condiciones laborales ofrecidas, han decidido marchar porque las condiciones laborales y de crecimiento fuera son mejores que las de aquí.
  • Mantener un equipo motivado: es clave para que la información fluya entre todos los miembros de la organización y que el conocimiento que se pueda generar en un sector o ámbito se quede limitado o, aún peor, no se aplique en ningún espacio. A más motivado e implicado se sienta una persona, más ideas tendrá y las transmitirá porque siente que el interés global de la empresa repercute de forma directa en él.
  • Dar respuesta inmediata a las conclusiones planteadas: en el día a día de la empresa, pueden aparecer formas distintas de afrontar las situaciones que se plantean. Ello puede crear enfrentamientos o paralizaciones en los procesos que hacen perder un tiempo necesario para acabar un trabajo de acuerdo a los planes establecidos. Por lo tanto, todo conato de problema o duda que se plantee, debe ser resuelta por el responsable en cuestión. Por lo tanto, también es clave diseñar un organigrama claro en el cual cada uno tenga muy claras sus responsabilidades y funciones.
  • Mantener una relación de mando no impositiva: el responsable debe ser capaz de delegar determinadas funciones. Un exceso de responsabilidades en una persona implica menos ideas y dificultades para poder realizar el trabajo con la calidad que se espera. 
Insertar comentario
1 Comentario
Imagen de Anónimo
¿Cómo fomentar la innovación y creatividad en la empresa?

Muy importantes todos los puntos que se destacan en el artículo, ya que sin innovación y creatividad la empresa será menos productividad.
Pero creo que hay otro punto importante que no se trata en el post que es la influencia de los espacios de trabajo en el proceso creativo de las personas. Si el diseño de nuestra propia oficina dificulta el intercambio de ideas e información o no contempla espacios para concentrarse, la creatividad, y por tanto la innovación, se verán mermadas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.