Cómo evitar el estrés en el trabajo

Nuestro día a día es una vorágine de actividades y de obligaciones que afrontamos sin darnos cuenta del nivel de ansiedad y del estrés que generan. Madrugar, afrontar urgencias en casa y en el trabajo, llegar tarde, intentar dar solución a problemas de todo tipo, forman parte de nuestra vida cotidiana.

Cómo evitar el estrés en el trabajoCómo evitar el estrés en el trabajo
  • linkedin
  • google+

El problema no está en todas esas cosas que tenemos que hacer sino en qué no somos conscientes muchas veces del estrés que nos genera tener que hacerlas o no tener tiempo de hacer lo que habíamos previsto.

A veces nos da la sensación de que hubo un tiempo en el que realmente disfrutábamos de nuestro trabajo, de que los lunes no los veíamos con terror, pero ese tiempo parece haber terminado y suspiramos por la llegada del fin de semana o de las vacaciones.

No podemos olvidar que el estrés puede afectar, incluso gravemente, a nuestra salud, produciendo ansiedad y otros síntomas en nuestro cuerpo y en nuestra mente. A continuación, te damos algunos consejos para que puedas organizarte en el trabajo y afrontar mejor el día a día, de forma más ordenada y sosegada, para intentar evitar el estrés:

Levántate más temprano

Cuando te levantas con el tiempo justo para salir corriendo ya empiezas el día con prisas. Probablemente llegarás tarde y pasarás todo el día corriendo de un sitio para otro. Si te levantas más temprano, sin embargo, tendrás tiempo de hacer las cosas tranquilamente, saldrás de casa con tiempo para llegar al trabajo a tu hora y te liberarás del estrés de llegar tarde o correr.

Desayuna bien

Por las prisas o quizás por dormir unos minutos más, sacrificamos una de las comidas más importantes del día: el desayuno. Frutas, cereales, leche, son esenciales para aportarnos la energía que vamos a necesitar a lo largo del día.

Planifica cada semana

Seguramente el domingo ya sabes lo que tienes que hacer la semana que viene y qué es más urgente y prioritario. Puedes hacer, por lo tanto, una planificación de la semana, estableciendo las actividades de cada día y cómo y en qué orden las vas a hacer. De forma que cuando empiece cada día, mirarás tu planificación y ya sabrás lo que tienes que hacer. Esto ayudará a reducir tu nivel de estrés.

Prioriza

En el trabajo una de las cosas que más estrés produce son las cosas que es urgente hacer. En este sentido, lo primero es ver si es una urgencia real, si lo es deberemos priorizarla en función de lo que hayamos planificado y si no lo es realmente, deja ese trabajo para un hueco de tiempo que tengas a lo largo de la semana.

Delega

Intentar abarcar y hacer todos nosotros es otro de los motivos que más estrés nos pueden causar en el trabajo. Si somos emprendedores y estamos solos, es inevitable hasta cierto punto, porque podemos subcontratar en algunos casos la realización de actividades administrativas, por ejemplo. Si tenemos un equipo, es necesario aprender a delegar y a confiar en que el trabajo hecho por otra persona estará bien.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.