¿Qué dominio es más recomendable para mi página web?

Encontrar un buen nombre de dominio no es tarea fácil, dar con la extensión adecuada tampoco. Hoy te damos algunos consejos para que escojas el dominio perfecto para tu negocio online.

¿Qué dominio es más recomendable para mi página web?¿Qué dominio es más recomendable para mi página web?
  • linkedin
  • google+

Cuando pensamos en abrir una tienda online o una página web para nuestro negocio nos encontramos con un par de decisiones importantes, entre las muchas a tomar, qué nombre y extensión de dominio escoger.

Encontrar un buen nombre de dominio no siempre es fácil, hay veces que el nombre que nos gustaría registrar ya no está disponible, y otras en las que la palabra que queremos registrar resulta no ser la más conveniente para el proyecto. Los problemas con la extensión son parecidos, la o las que más nos interesan no están disponibles, por ejemplo.

En cuanto al nombre, podemos guiarnos para escogerlo por unas sencillas pautas. Lo primero es tener en cuenta las palabras clave, aquellas que ayudarán a nuestro negocio a posicionarse en los mejores puestos de los buscadores más usados de Internet. A través de esas palabras clave será cómo los usuarios y clientes den con nuestro sitio web, por tanto se nos plantea la duda de si siempre debemos incluirlas en el dominio o no.

Si queremos emplear nuestra marca para darnos a conocer, y dar a conocer a través de ella nuestra página web, ésta será la palabra que usemos en nuestro dominio, sin introducir ninguna palabra clave más para crearlo.

En cambio, si preferimos prescindir de nuestro nombre comercial en el dominio, podemos crearlo a través de palabras clave solamente, pero han de ser adecuadas para describir nuestra idea de negocio. En este caso, deberemos tener muy en cuenta las pautas que analizaremos más adelante.

Por último, podemos hacer una fusión de las dos opciones anteriores, uniendo nuestra marca con una palabra clave que aporte información sobre nuestro negocio. Lo siguiente a tener en cuenta es que el dominio ha de contar con la extensión adecuada. Podemos pensar que cuantas más palabras clave, mejor descripción del negocio haremos, pero esto puede jugar en nuestra contra. Cuanto más largo sea el dominio, menos se va a quedar en la cabeza de los usuarios que, al final, nunca podrán encontrarnos porque no serán capaces ni de recordarnos.

Lo ideal es que el dominio no exceda nunca las 15 letras, siendo así fácil de recordar y teclear. A menos que hayas dado con un nombre de dominio con muchísimos gancho y muy fácil de recordar, lo mejor es que no sea excesivamente largo.

Para recordar el dominio, nada como que sea fácil de pronunciar. Todos aquellos nombres que cuesta pronunciar bien a un primer golpe de vista no van a resultarnos de mucha ayuda. Cuanto más fácil se de entender y de pronunciar mucho mejor. Las letras complicadas de pronunciar quedan descartadas, ten en cuenta que algunas palabras juntas convierten a algunas letras en auténticas pesadillas. Si por el motivo que sea necesitas o quieres registrar tu dominio con algún caracter especial (dominios IDN), la recomendación es que los registres dos veces, con el caracter y sin él. Evita el uso de guiones, que suelen llevar a confusión, y por el mismo motivo, evita tener que repetir letras de manera consecutiva.

En cuanto a la extensión del dominio, ¿qué es mejor la .com o la .es? Pues va a depender de cómo enfoques tu negocio y hasta dónde quieras llegar. La extensión .com te permitirá posicionarte tanto dentro como fuera de España, por ejemplo. Si esa opción no entra dentro de tus planes, no será necesario que lo registres, aunque lo recomendable es que sí lo hagas.

La mejor decisión es registrar tu dominio con ambas extensiones, tanto la .com como la .es. Si estás de suerte y compruebas que ambos están libres, no lo dudes, registra ambos.  Es también muy recomendable adquirir otras extensiones de primer nivel (.net, .eu, por ejemplo). Tener cubiertas todas estas extensiones te ahorrará disgustos futuros permitiéndote que nadie de la competencia pueda registrar un dominio similar al tuyo, generando confusión y fuga de clientes a su página web o negocio.

Al escoger ambas opciones, puedes redirigir una dirección web a la otra, y lo más acertado sería redirigir el .es al .com, que es el que nos permite posicionarnos internacionalmente también.

Si cuando vas a registrar tu dominio compruebas que una de las dos extensiones está ya ocupada, evalúa bien si el negocio al que representa tiene mucho, poco o nada que ver con el tuyo. En caso de que vuestros negocios sean entre sí como la noche y el día, no habrá ningún impedimento, registra el tuyo con la extensión que queda libre. Si son similares, déjalo estar y busca un nuevo dominio que esté libre en ambas extensiones, para evitar los ya citados problemas de competencia que pudieran surgir.

Si tu negocio se va a enfocar al mercado internacional, y ya has trabajado bastante tu marca haciéndola conocida mediante un dominio .es, lo que hace tremendamente complicado que cambies de dominio ahora, pero resulta que la extensión .com no está libre, no te preocupes, no está todo perdido. Puedes aprovechar el buen trabajo que has realizado dando a conocer tu marca y tu negocio registrando un .net, que cuenta con las mismas ventajas que el .com.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.