Fíjate en estro seis aspectos básicos

Cómo crear el espacio de trabajo perfecto

Para que una empresa funcione se necesita una buena planificación, inversión, objetivos concretos, un personal capacitado y, por supuesto, de un espacio de trabajo adecuado en el que poder desarrollar la actividad empresarial.

Cómo crear el espacio de trabajo perfectoCómo crear el espacio de trabajo perfecto
  • linkedin
  • google+

No importa que se trate de una gran empresa con cientos de trabajadores o de un pequeño negocio en el que solo trabajan una o dos personas, el lugar de trabajo tiene efectos en la concentración y productividad, y estos efectos pueden ser positivos, o negativos.

Los colores y su combinación, la distribución de los muebles, la iluminación, los elementos decorativos y muchos otros aspectos que siempre se encuentran en el espacio de trabajo crean sensaciones en los empleados. Es difícil definir un modelo “estándar” para los espacios de trabajo de una empresa, en parte, porque cada empresa tiene una organización diferente, en parte, porque la elección de colores y decoración refleja en espíritu y la filosofía de la empresa.

Ahora bien, sí que hay ciertos elementos que influyen a la hora de conseguir un buen espacio de trabajo. ¿Qué tal si los desvelamos?

¿Cómo crear un buen espacio de trabajo en tu empresa?

1. La seguridad, esencial

La seguridad se consigue cuando los trabajadores no se tienen que preocupar por ella. La seguridad en el trabajo es una cuestión importante, no solo para evitar accidentes de trabajo, también para mejorar el entorno de forma visual, consiguiendo un espacio mucho más agradable.

Vigilar en estado de las paredes, contar con espacios en los que los trabajadores se sientan seguros, señalizar los desniveles y, por supuesto, evitar cables con los que se pueda tropezar no son solo una cuestión de seguridad, también debe ser el primer paso para conseguir un espacio bueno para trabajar.

2. Luz natural, si es posible

El ideal sería conseguir para la empresa muchas horas de luz natural, ya que este tipo de luz favorece la concentración y evita problemas de visión, pero no siempre es posible tener iluminación natural y, aun cuando se tiene, tampoco quiere decir que sea regular y que se adapte a las horas de trabajo.

Si no es posible tener luz natural o, simplemente, para los casos en los que esta no es suficiente, lo más recomendable es asegurarse un tipo de iluminación suficiente, pero no excesiva, y mejor si la iluminación no es directa.

La iluminación es necesaria en el entorno de trabajo, pero una correcta iluminación se pueden convertir en contraproducente cuando los focos de luz no están bien orientados. Evitar reflejos colocando la luz de forma estratégica o poniendo medios para que los reflejos no disminuyan la productividad. Por ejemplo, con monitores antirreflejantes.

3. Una organización lógica

La organización es clave en la empresa. A la hora de atender a los clientes, todas las empresas procuran ofrecer un servicio organizado, ya que así se consigue una imagen profesional.

¿Por qué no crear la misma sensación en el entorno de trabajo? Una buena organización del ambiente de trabajo no solo ayuda a aprovechar mejor es espacio, sino que tiene beneficios en la productividad. Unir personal por departamentos, crear sensación de amplitud y reducir  el efecto de “espacio cerrado” son algunas formas simples para conseguir una mejor organización.

4. Mobiliario cómodo

¿Elegir un mobiliario caro y lujoso para dar sensación de solidez u optar por muebles económicos e invertir más publicidad y atención al cliente? Una pregunta a la que se enfrenta muchos empresarios, pero quizás la respuesta más adecuada sería: Mobiliario cómodo.

Un mobiliario cómodo invita a trabajar más y mejor, favorece una buena organización, crea sensación de solidez en la empresa y, en definitiva tiene una excelente repercusión en la productividad.

Sillas que minimicen los problemas de pasar muchas horas sentados, mesas de trabajo amplias, cómodos sofás para los clientes mejoran considerablemente el espacio de trabajo.

Hay que desechar la idea de que la comodidad es cara, es posible encontrar muebles confortables con una excelente relación calidad-precio.

5. Zonas de almacenaje

El almacenaje es siempre uno de los aspectos conflictivos en la organización del ambiente de trabajo, ¿el motivo? Resta espacio a otros aspectos. En una empresa grande, puede que este no sea un problema preocupante, pero en empresas más pequeñas, unos cuantos metros cuadrados puede ser un pequeño lujo al que es difícil renunciar.

Todas las empresas necesitan espacios para almacenar: material, archivos, productos… Así que tener zonas de almacenaje no es algo que se deba olvidar, la clave está en conocer qué necesidades de almacenaje tiene la empresa para encontrar una solución a medida.

Aunque resulten más caros, en muchas ocasiones, los muebles para organizar hechos a medida son la mejor inversión, ya que permiten el mayor aprovechamiento de espacios pequeños.

Estanterías a medida de aquello que hay que organizar, cajoneras de determinadas dimensiones o grandes espacios “vacíos” para usos varios (por ejemplo, para utensilios de limpieza) resultan siempre útiles y si se planean de forma correcta, suponen una gran ventaja para crear un buen ambiente de trabajo.

6. Detalles que inspiren

Eliminar las fuentes de distracción está bien, pero, ¿por qué no incluir en la oficina algún detalle que favorezca la creatividad y la imaginación de los empleados?

La clave está en no saturar el ambiente con muchos elementos decorativos, sino incluir unos cuantos colocados estratégicamente para favorecer la imaginación.

Entre los más empleados, y también los más efectivos, pueden estar cuadros u obras de arte, composiciones florales en jarrones de cristal o unas plantas naturales.

Conocer la empresa para conseguir el espacio perfecto

Cada empresa es única, por ello, los aspectos decorativos que funcionan a la perfección en un espacio de trabajo, pueden no tener los mismos efectos en otra.

Sin embargo, hay un consejo básico que siempre es efectivo para crear un buen espacio de trabajo: conocer muy bien a la empresa y a los trabajadores para conseguir que el lugar en el que desarrollar sus funciones empresariales resulte práctico, cómodo e inspirador.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.