Cómo conseguir una red de afiliados de calidad

Las redes de afiliados son uno de los mejores modelos de negocio en Internet, pues las comisiones que se manejan suelen ser muy jugosas en comparación con otras formas de hacer dinero en la red.

Marketing de afiliadosCómo conseguir una red de afiliados de calidad
  • linkedin
  • google+

Una manera de vender con la que a la compañía no es que le quede mucho margen de beneficio, pues la mayor parte se va en comisiones para los afiliados; pero que con creces lo compensa a través del volumen de ventas. Y ello sin tener en cuenta la independencia que puede aportar en la gestión comercial el mero hecho de no tener empleados directos.

Ahora bien, cierto es que el marketing de afiliados puede ser una manera muy buena de generar ventas, pero hay que tener en cuenta que no todo es poner el producto o servicio en manos de la red y esperar sentados en el sofá para ir viendo cómo van entrando los billetes por la ventana. Para nada, pues antes de todo tendréis que conseguir un sistema de afiliados de calidad; de otra manera no conseguiréis vender y además puede darse el caso de que veáis la imagen dañada.

 

Tablas de recompensas

El marketing de afiliados se basa en la premisa de que existen una serie de comisiones para aquellos vendedores independientes que den salida a un producto o servicio, sí, pero a decir verdad hay que saber diferenciar entre los miembros de la red de ventas, pues no siempre os estaréis encontrando con vendedores estándar. Tenéis que tener en cuenta que siempre habrá personas que se tomen ésto más en serio, que tengan más conocimientos de ventas, o directamente que sepan cómo llegar a la gente; y claro, este tipo de perfiles, que por lo general suelen darse entre aquellos con experiencia en el sector, os traerán más ventas. De igual manera veréis cómo hay quienes se han inscrito como vendedores para ver si suena la flauta, una actitud que obviamente les estará generando pocos ingresos, y por ende igual para vosotros. Pues bien, ¿por qué tratar igual a ambos casos? Me explico.

No es que esté diciendo que a uno le debáis poner la alfombra roja y al otro le debáis meter por la puerta del servicio, no. Básicamente me refiero a que el sistema de remuneración para los afiliados no debería ser siempre el mismo; es decir, no deberíais ofrecer una comisión estándar. Lo ideal sería tener una escala de comisiones que variase dependiendo de las ventas. Os pongo un ejemplo:

Comisiones por número de ventas en el mes:

De 1 a 10 unidades → comisión del 35%

De 11 a 25 unidades → comisión del 50%

Más de 25 unidades → comisión del 65%

Mediante un sistema de remuneración de este tipo lograréis no sólo que los mejores afiliados sientan reconocido su trabajo, sino que además al dar la posibilidad de generar más ingresos en base a las ventas provocaréis que la gente trate de subir de escala a fin de tener mayores ganancias; lo que obviamente repercutirá en vuestro bolsillo.

 

En la vida hay que ser generoso

Los negocios se hacen por la mera razón de sacar una rentabilidad económica, ¿verdad? Pues bien, en el mundo de los afiliados este principio se convierte en religión, pues quienes realmente son buenos en este sector se fijarán primero de todo en las comisiones ofrecidas. Con esto quiero decir que cuanta más comisión estéis en disposición de ofrecer más éxito tendréis.

Para que os hagáis una idea en ClickBank se pueden llegar al 75%, un ratio que a simple vista es brutal, pero que no lo es tanto si tenéis en cuenta que se trata de infoproductos, material digital que no tiene costo de reposición y logística, por lo que se convierte en ideal para esta vía de ventas. Claro está que no siempre ésto es así, pues de otra manera a ver qué empresa que maneje productos físicos o servicios personalizados podría resistir.

A la hora de determinar la comisión deberéis tener en cuenta cuál es vuestro margen de beneficios y decidir qué tanto estáis dispuestos a ceder a fin de garantizar una venta. También influirá en gran medida el precio de los productos, pues como os podréis imaginar no es lo mismo ganar un 75% en un infoproducto que valga 10 euros que un 10% de un coche que valga 18.000 euros. De igual manera tampoco presenta la misma dificultad vender un libro electrónico que un coche, como tampoco será lo mismo vender un producto Made In Germany que otro Made in Bangladesh...y es que al final todo se trata de encontrar un equilibrio ideal. Pero vamos, a grandes rasgos no ofrezcáis menos de un 10% o 15%.

 

Formación

Si bien en las redes de afiliados estándar sí se da una formación, en Internet no es para nada habitual, pues es un mercado en el que prima la individualidad. Es más, lo frecuente es que los afiliados ni siquiera lo busquen, aún a pesar de que en muchos casos deban defender vuestros productos en foros, blogs o incluso fuera de Internet.

¿Por qué no dar una formación adecuada? Podréis hacerlo mediante manuales o cursos online, y es que tened en cuenta que un vendedor mejor formado no sólo es que os vaya a traer más ingresos, sino que os evitará que os podáis meter en problemas. Así es, imaginad que fabricáis complementos nutricionales para culturistas y deportistas de élite, y que uno de los afiliados, con tal de vender, y dentro de un mar de ignorancia, dice que ayudan a curar el alzheimer (es un caso extremo, lo se), con la mala suerte de que una enferma de alzheimer de 90 años acaba consumiendo una dosis elevada de esteroides...bueno, os podréis imaginar lo que viene después. Un caso límite, pero ideal para que os hagáis una idea.

 

Material de apoyo

Debéis procurar ofrecer a los afiliados todas las facilidades posibles para que éstos puedan vender, y una de las mejores maneras de hacerlo es mediante el material de apoyo. ¿Qué es? Pues además de la formación del punto anterior todo aquello que pueda serles de ayuda a la hora de vender: la posibilidad de tener una web personalizada, un email de empresa para que puedan dar una imagen seria con sus contactos en la red, software de gestión y ventas, recomendaciones sobre cómo vender, etc. En general todo aquello que les pueda ayudar a desempeñar con éxito su tarea.

 

Seguimiento

En el marketing online siempre hay que llevar un control de las métricas, que dependiendo del caso serán unas u otras. Y es que es vital que podáis hacer un seguimiento a las ventas y movimientos de todos los afiliados. Si veis que los hay que venden muy poco convendría que os pusierais en contacto con ellos para conocer las razones y ver cómo podríais ayudarles. De todas maneras un seguimiento adecuado no sólo os ayudará en el aspecto económico, sino también a ver cuáles son las técnicas de venta que emplean. Tened muy claro que dependiendo de sus modos podrá verse afectada vuestra imagen, pues a fin de cuentas será vuestra marca o nombre el que llegará al cliente final. No os vayáis a encontrar con un caso como el del punto anterior.

 

Seriedad

Si queréis tener a los mejores trabajando para vosotros no solo deberéis cumplir con los pasos anteriores, sino que además tendréis que ser serios con los pagos, haciéndolos puntuales y sin incidencias; atentos y rápidos en el servicio de atención al cliente; y eficientes con la tecnología, evitando caídas de la plataforma, robo de datos, etc.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.