Cómo compatibilizar el emprendimiento con un trabajo por cuenta ajena

Ser emprendedor es muy duro y a veces es necesario compatibilizar nuestro proyecto por cuenta propia con un trabajo por cuenta ajena para lograr tener ingresos y seguir adelante.

Cómo compatibilizar el emprendimiento con un trabajo por cuenta ajenaCómo compatibilizar el emprendimiento con un trabajo por cuenta ajena
  • linkedin
  • google+

Pero conseguir una armonía un reparto del tiempo equitativo entre esos dos trabajos que nos permita continuar con nuestro proyecto, no es fácil. Por ese motivo, hoy te proponemos algunos consejos para organizar tu tiempo y poder continuar con tu emprendimiento, aunque trabajes a la vez para otro.

Gestiona el tiempo que vas a dedicar a tu proyecto

Una de las cuestiones más importantes a la hora de compatibilizar un proyecto de emprendimiento con un trabajo por cuenta ajena es gestionar nuestro tiempo adecuadamente para lograr seguir con nuestras metas emprendedoras.

Si tu trabajo por cuenta ajena es a tiempo parcial podrás gestionar el horario de mañana o de tarde en el que no estés trabajando para dedicarte a tu proyecto y sacar el máximo partido del tiempo. En el caso en que trabajes a tiempo completo, la gestión del tiempo puede ser más complicada sobre todo si tienes jornada partida. En este caso, por lo menos durante una temporada, quizás debas trabajar parte de los fines de semana.

Establece metas a corto, medio y largo plazo

Una de las formas más efectivas para saber si nuestro proyecto está avanzando adecuadamente es establecer metas tanto cada mes, como cada año o cada cinco años. Si esas metas son concretas podremos medir nuestros resultados y saber si los estamos cumpliendo o no, lo que nos permitirá rectificarlos en caso de que sea necesario.

Mide tus ingresos

Con el tiempo y si todo sale bien, comenzarás a tener clientes derivados de tu actividad por cuenta propia y a generar ingresos derivados de tu emprendimiento. Calcula el nivel de ingresos que necesitas si decides dedicarte al 100% a tu proyecto y dejar el trabajo por cuenta ajena.

Una de tus metas podría ser, de hecho, alcanzar un determinado nivel de ingresos en un tiempo también determinado. Detente a pensar en las acciones que debes realizar para alcanzar ese objetivo y ponte en marcha.

Analiza tu contrato de trabajo y habla con tu empresa

Entre los obstáculos con los que nos podemos encontrar a la hora de emprender si estamos trabajando para otra empresa, se puede destacar el caso de que exista alguna incompatibilidad o limitación (exclusividad, por ejemplo), en nuestro contrato de trabajo. En estos casos, es recomendable analizar nuestro contrato de trabajo y ver qué regula. Si tenemos dudas es importante acudir a un abogado laboralista.

Si no existe ninguna limitación en el contrato de trabajo es aconsejable hablar con tu empresa y comentar que vas a compatibilizar tu trabajo con otra actividad, para lograr una mayor flexibilidad y entendimiento con tu empresa.

Abandona tus miedos

Es esencial a la hora de desarrollar un proyecto propio afrontar nuestros miedos y gestionarlos. Asumir que vamos a cometer errores, que aprenderemos de esos errores, que el fracaso puede convertirse en un éxito, son partes esenciales de cualquier emprendimiento.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.