Darles libertad en redes sociales acerca la marca al cliente pero puede ser fuente de problemas

Cómo aprovechar para tu empresa los perfiles en redes sociales de tus empleados

Las marcas son el reflejo de los valores de los empleados y directivos de una empresa. Ese ‘adagio’ es literal en lo referente a las redes sociales, que pueden usarse para transmitir una imagen más humana de las marcas a través de sus trabajadores. Sin embargo, ese camino puede estar lleno de charcos, por eso algunas empresas se están adelantando a la competencia editando guías sobre cómo usar las redes sociales para sus empleados.

Cómo aprovechar para tu empresa los perfiles en redes sociales de tus empleadosImagen publicada por el encargado de la frutería del supermercado Tesco de Hertford. Foto: Twitter
  • linkedin
  • google+


Un sector y un país en el que se está notando especialmente esa cultura de difusión a través de las redes sociales es la industria de supermercados en el Reino Unido. El diario Financial Times se hacía eco de cómo los gerentes de tiendas de alimentación de dedican a lanzar a las redes sociales las últimas novedades de sus tiendas, llenas de alabanzas a los productos y el trabajo de sus empleados.



Un buen ejemplo es la cadena de supermercados Tesco. Tanto directores de tienda de esta conocida enseña británica, como encargados de las diferentes secciones, hacen comentarios diariamente y se muestran satisfechos de los productos que rebosan sus baldas. “Tan orgulloso de mi equipo de la sección de verduras de Hertford por las mejoras desde punto de vista del cliente, gran paso en la dirección correcta!”, decía el gerente de la verdulería de Hertford hace unos días.



Tesco ha dado libertad a sus empleados para hablar en las redes sociales sobre la actualidad de su empresa y sus productos. Así, se logra generar una multitud de voces que respaldan la marca y, además, muestran que detrás de una empresa gigantesca como Tesco hay personas. La tendencia es tan acusada que incluso han aparecido cuentas con parodias.



Grandes ‘accidentes’ en redes sociales



La posibilidad de dar a los empleados para hablar en nombre de la empresa en redes como Twitter o Facebook es un nuevo debate que tiene defensores pero también un buen número de detractores, sobre todo por los casos sonados de grandes errores por parte de empleados de empresas que han provocado importantes daños en la imagen de sus compañías.



Los casos de errores garrafales vinculados al uso de las redes sociales por parte de empleados y directivos de empresas reconocidas son ya numerosos. Hace sólo unos días, el director de Estrategia de PayPal era despedido por un comentario despectivo hacia una directiva de la empresa a la que calificaba de ‘inútil’.



Otro sonado error se produjo en el seno de Chrysler, una de las enseñas más clásicas de Detroit. “Encuentro irónico que Detroit sea conocida como la ciudad del motor y que nadie aquí sepa cómo (blasfemia) conducir”, decía la cuenta de la empresa. ¿Alguien había confundido la cuenta de la empresa con su cuenta personal? El caso también terminó en despido.



Guías de buenas prácticas



El tema está alcanzando un nivel estratégico en las organizaciones, por lo que un buen número de empresas está creando guías de buenas prácticas y normas para sus empleados en las redes sociales. Banco Sabadell ha creado (y publicado en internet) un código de uso de las redes sociales, en que realiza una serie de recomendaciones básicas como:



  1. El empleado debe dejar claro que participa en debates a nivel personal y se le recomienda identificarse con su nombre real y cargo en la empresa.

  2. Respetar las leyes, no revelar información confidencial ni dar pábulo a rumores sobre la empresa.

  3. Ser respetuoso con la audiencia y publicar solo aquello que tenga por cierto.


Del mismo modo, la Junta de Castilla y León ha editado y colgado en internet una guía de usos y estilo en las redes sociales con la que busca orientar a los centros directivos de la Junta de Castilla y León en sus relaciones con los ciudadanos a través de las redes sociales.



Se trata de un documento mucho más extenso en que se explica cómo funcionan las distintas redes sociales, así como los riesgos y beneficios de estos instrumentos de comunicación y los principios que deben guiar el uso de las cuentas en redes sociales en la administración.