‘Marketing Science’ y ‘Marketing Intelligence’ ayudan a las empresas a posicionar sus productos correctamente

Cómo anticiparte al consumidor con los estudios de mercado

Solo podemos controlar los movimientos del mercado si somos capaces de anticiparnos a los movimientos que éste va a tener. En la sociedad actual, el mercado es dirigido directamente por los clientes o usuarios de nuestros servicios. Cualquier puesta en marcha de un nuevo servicio o salida de un producto al mercado debe realizarse tras un exhaustivo estudio de nuestros posibles clientes, sus necesidades y qué hacemos nosotros para resolverles sus problemas o necesidades, tanto actuales como futuras. 

Cómo anticiparte al consumidor con los estudios de mercadoCómo anticiparte al consumidor con los estudios de mercado
  • linkedin
  • google+

Tenemos que anticiparnos a las necesidades del consumidor, incluso antes de que ellos mismos las conozcan. Los estudios de mercado nos conectan con la sociedad y en ocasiones demuestran a las empresas, que los consumidores no piensan sobre nuestros productos o servicios lo que nosotros habíamos decidido que deberían pensar.

Los estudios de mercado ayudan a las compañías a ver el producto desde el punto de vista del consumidor, no desde sus departamentos internos. Estos estudios suponen un coste previo, que tal y como esta la economía en España, hace que las empresas se embarquen en un continuo proceso de recorte de costes en todos los departamentos, y especialmente en el de marketing, lo que las lleva a abordar los nuevos lanzamientos sin realizar los convenientes estudios previos.

Éste es un grave error. Recortamos gastos en el lanzamiento de nuestros productos para intentar mejorar los resultados, por lo que lanzamos productos que no están enfocados al mercado, lo cual nos lleva a que los resultados de estos son negativos. Este circulo se ve especialmente en épocas de crisis.

Las investigaciones de mercado en general y específicamente el Marketing Science o Marketing Intelligence son técnicas que ayudarán a las empresas a posicionar sus productos correctamente en el mercado o a encontrar nuevos productos para ese mercado. Estas investigaciones deben ser realizadas por personas con formación, no solo en estadística o informática, sino en marketing y con mentalidad analítica, lo cual no es fácil sin una preparación especifica para ello.

Este tipo de estudios no solo nos servirán para segmentar los grupos de consumidores y ofrecer productos diferenciados a cada uno de los grupos, sino a segmentar también nuestras campañas de publicidad mejorando la efectividad de las mismas.

Esta tendencia debe ser revertida, de modo que estos estudios no se consideren un coste, sino una inversión dentro del proceso de desarrollo de nuestra empresa. Como dice Alberto Sanchidrián, de la consultora Nielsen, “cuanta más información se utilice, más probabilidades habrá de hacer un juicio acertado en términos de éxito/fracaso de un producto o servicio”.

Labremos bien nuestro mercado antes de extender nuestros productos en él y favoreceremos que nuestra cosecha sea abundante, en cualquier otro caso, el éxito de nuestra empresa, la dejaremos en manos del azar.