El CoWorking que apuesta por la conciliación, CoFamily

“Me faltó un espacio donde yo pudiese estar con mi hija y a la vez poder dedicarme a mi proyecto”, así nace CoFamily CoWorking, para no renunciar ni a los hijos ni a los proyectos.  

El CoWorking que apuesta por la conciliación, CoFamilyEl CoWorking que apuesta por la conciliación, CoFamily
  • linkedin
  • google+

Uno de los temas laborales más debatidos en los últimos tiempos es el de la conciliación. Cada vez es más complicado tener trabajo, pero aún lo es más si tenemos hijos, cómo compaginar las jornadas laborales con el cuidado de los hijos es una preocupación constante. En Granada lo tienen más fácil desde que ha abierto sus puertas CoFamily CoWorking.

La lucha por aumentar y equiparar los permisos por la llegada de un hijo no cesa; actualmente en nuestro país las madres cuentan con un permiso de 16 semanas, permiso que a muchos les parece insuficiente. En el caso de los padres, aún es más vergonzoso, ya que ellos apenas disfrutan de 15 días para dedicarse por completo al nuevo miembro de la familia, y también para acostumbrarse a las nuevas obligaciones, horarios y falta de sueño.

El permiso medio en la Unión Europea por el nacimiento de un hijo ronda las 28 semanas, y en muchos países existe la opción de distribuirlo entre los dos miembros de la pareja, cosa que ayuda a equiparar los derechos y deberes de ambos padres.

En nuestro país, aún estamos lejos de esta situación, y aunque contáramos con permisos más largos ¿qué hacemos con los niños al llegar al final de esas semanas? No solo los niños siguen necesitando a sus padres como el primer día, los progenitores también necesitan ver crecer a sus hijos, acompañarlos y no sentirse culpables por tener que dejarlos al cuidado de otros durante jornadas maratonianas.

En el caso de que no se cuente con nadie de confianza para el cuidado de los más pequeños los padres se topan con un gran problema, algo que acaba influyendo en su trabajo y en su productividad. Para mejorar en lo posible esta situación, mientras se siguen lanzando campañas por la conciliación y peticiones de jornadas laborales que permitan a los empleados conciliar, con hijos o con lo que les haga felices, en Granada ha nacido un espacio en el que trabajo e hijos van unidos.

Bajo el nombre de CoFamily CoWorking ha nacido un espacio que integra en sus instalaciones una guardería, lo que permite a padres y madres poder contar con un espacio de trabajo en el que además de producir pueden estar con sus hijos, sin perderse un momento de su evolución.

El espacio colaborativo está ubicado cerca de la Plaza San Lázaro, en Granada, y permite a los padres decidir cuándo y cuánto tiempo quieren acudir al espacio, porque no cuenta con un horario rígido.

Tanto el espacio de trabajo de los adultos, como la guardería para sus hijos funcionan al mismo tiempo y en el mismo lugar, a una pared de distancia entre ambos. Mientras los padres se dedican a sus tareas, sus hijos están bien cuidados y entretenidos por una educadora infantil en la habitación contigua.

La pared puede seguir pareciendo una barrera para algunos, o insuficiente para rendir de verdad sin distraerse para otros, pero gracias a este concepto de coworking es una realidad que los padres pueden ser productivos sin dejar de tener una participación directa en la crianza de los hijos, más aún en los primeros años de su vida, esos años que son fundamentales para el desarrollo interpersonal y emocional de los más pequeños, tal y como apunta Pamela Cepeda, la gestora de CoFamily CoWorking.

No es descabellado pensar que funcione muy bien, ya que ya existen empresas que en sus propias instalaciones integran guarderías para los hijos de sus empleados. En CoFamily además cuentan con la ventaja de que son las propias familias las que se marcan sus horarios.

Un coworking que no solo tiene en cuenta las necesidades laborales de sus usuarios, las de los más pequeños son primordiales, por ello la educadora de CoFamily supone para los niños mucho más que vigilancia y entretenimiento, ya que procura atender todas sus necesidades, así los juegos y los talleres de estimulación que realiza están adaptados a la edad de cada usuario, y siempre intentan crear un ambiente acogedor para ellos.

Además, el hecho de acudir al trabajo de esta forma permite que las madre puedan mantener la lactancia en todo momento, ya que siempre que lo deseen pueden acceder al espacio donde están los niños, y amamantar a sus hijos siempre que lo estimen conveniente.

CoFamily CoWorking nace gracias a Pamela Cepeda, y como ella muy explica la idea surgió “de mi experiencia personal. Me faltó un espacio donde yo pudiese estar con mi hija y a la vez poder dedicarme a mi proyecto”, con su empeño para lograr un espacio así, Cepeda ha conseguido abrir sus puertas, sobre todo porque “No quiero que la gente renuncie a proyectos por tener que estar con sus hijos”, ni que los hijos tengan que renunciar a sus padres en favor de los proyectos.

El proyecto no es nuevo, en Tenerife existía ya un espacio similar, el único de España, ahora con este nuevo coworking familiar en Granada la oferta aumenta, y esperemos que sea todo un éxito y se siga extendiendo a otras ciudades españolas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.