Entrevista a Xavier Pagés, director general del Grupo Codorníu

“Una trayectoria de más de 400 años se basa en la capacidad de evolucionar”

El Grupo Codorníu es una multinacional familiar encargada de producir los mejores vinos y cavas y exportarlos a nivel mundial. Con presencia activa en más de 90 países pueden presumir de haber cerrado 2013 con 232 millones de facturación. Xavier Pagés, director general del Grupo Codorníu hace un repaso a la trayectoria de la multinacional desvelando los secretos de su éxito desde su creación en 1872.

El Grupo Codorníu es todo un referente en el sector vinícola a nivel mundial Entrevista a Xavier Pagés, director general del Grupo Codorníu
  • linkedin
  • google+

Una multinacional ‘muy’ familiar

La actividad vinícola de la empresa familiar más antigua de España se remonta a mediados del siglo XVI, pero fue en 1872 cuando Josep Raventós i Fatjó, pionero de la industria del cava, elabora la primera botella de cava siguiendo el ‘método tradicional’ que combina tres ingredientes clave: las uvas Macabeo, la Xarel·lo y la Parellada.

Su sucesor será Manuel Raventós, hijo del propio fundador que, en su afán por explorar mundo, llega hasta Francia para dar a conocer los vinos de su familia. Con más de 20 años a la cabeza del negocio, delega en sus hijos la responsabilidad del Grupo Codorníu.

En la actualidad es Mar Reventós, nieta del fundador, quien está a la cabeza de la multinacional desde 1988.

Según Xavier Pagés, director general del Grupo Codorníu, la ‘familiaridad’ de esta empresa se percibe “en los 213 accionistas, todos ellos miembros de la familia”.  

Dedicación, esfuerzo y superación con más de 400 años de historia

La trayectoria del Grupo Codorníu se consolida con la apertura y mantenimiento de 10 bodegas de la casa: ocho en España, una en Argentina y otra en EE.UU. Para conseguir un producto único como es el cava de esta compañía hacen falta años de experiencia e innovación en el sector vinícola.

“En una empresa como la nuestra, en la que dependes de factores tan imprevisibles como las condiciones meteorológicas, el estado de la viña de la tierra, etc., y los factores habituales de cualquier compañía que elabora un producto, debemos dedicarle el tiempo que sea necesario”, asegura Pagués.

En su facturación se refleja la dedicación, el esfuerzo y superación del Grupo Cordorníu: cerraron 2013 con 232 millones de euros.

Expansión y mercados de Grupo Codorníu

La multinacional catalana exporta en más de 90 países en todo el mundo. “Nuestros principales mercados son Reino Unido, los países nórdicos, Holanda, Benelux, Alemania, Suiza, Japón, Brasil y China”, explica el director.

Los más de 900 empleados que conforman la compañía “están preparados para cada uno de sus puestos de trabajo”, afirma Pagués. Su andadura por las redes sociales les hace ampliar horizontes para darse a conocer entre sus más de 10.800 seguidores en Facebook y otros 1.400 en Twitter.

Una marca única, un producto exclusivo

La elaboración de los cavas y vinos de la casa se consolidan por “la altísima calidad de nuestros productos, así como nuestro know-how del negocio, desde la viña hasta la comercialización”, incide el empresario.

Un negocio tan definido en el sector vinícola se apoyan en tres pilares fundamentales: "la calidad del producto, el servicio al cliente y la construcción de marca”, indica Pagués. Es por ello, que el éxito conseguido hasta hoy no hubiese sido posible sin demostrar una sincera “pasión por el vino y la tierra, trabajando con la filosofía de englobar la calidad en todas nuestras actividades”, confiesa el director.

Hablamos de éxito pero también de desarrollo

La evolución del grupo Codorníu ha sido y es una pieza clave para alcanzar el éxito y superar las fronteras de la internacionalización. “La trayectoria de más de 400 años de historia se basa sobre todo en la capacidad de ir evolucionando”, concluye Pagués.