Según ‘The Wall Street Journal’

Coca-Cola recortará entre 1.600 y 1.800 empleos en todo el mundo

Según las últimas informaciones recogidas en ‘The Wall Street Journal’, Coca-Cola tiene previsto suprimir entre unos 1.600 y 1.800 empleos en todo el mundo dentro de su plan de reducción del gasto de 3.000 millones de dólares (2.542 millones de euros).

Según ‘The Wall Street Jounal’Coca-Cola tiene previsto suprimir entre unos 1.600 y 1.800 empleos en todo el mundo
  • linkedin
  • google+


Desde el diario norteamericano explican que los despidos comenzarán a hacerse realidad en los próximos meses, asegurando que la propia compañía ya ha notificado esta decisión a algunos de sus empleados afectados por los recortes.



Según informa el fabricante de bebidas en un comunicado, se han comprometido “a garantizar un trato justo, equitativo y compasivo a nuestra gente durante todo el proceso”.



El pasado mes de diciembre este mismo diario anunciaba el despido de entre 1.000 y 2.000 trabajadores de la compañía en todo el mundo prevista para este mes de enero,  lo que supondría la mayor reducción de su plantilla en los últimos 15 años.



En este sentido, los recortes que se llevarán a cabo en su plan de reducción del gasto se prevé que tengan mayor impacto en la sede central de la compañía ubicada en Atlanta y en sus oficinas corporativas regionales. Las áreas de embotellamiento y distribución serán las menos afectadas.



El fabricante de bebidas ya explicó con anterioridad que tomaría las medidas necesarias para conseguir fortalecer su estructura financiera a largo plazo, y para ello, trazaría un plan de incentivos para poder incrementar el crecimiento de sus ingresos y beneficios.



En el caso de Coca-Cola España continúa el conflicto. Las últimas informaciones apuntan a que el sindicato UGT ha solicitado a Coca-Cola Iberian Partners retomar las conversaciones con el objetivo de llegar a un acuerdo.



Además, exige el cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional que, el paso mes de diciembre, declaraba nulo el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 1.190 trabajadores y llevó al cierre de cuatro plantas embotelladoras.