Cascos plegables para ciclistas urbanos

Closca, tecnología, seguridad y diseño para la movilidad urbana

¡Las ciudades no son seguras para los ciclistas! exclamó Carlos Ferrando, fundador de Closca, una empresa fabricante de cascos urbanos para bicicletas.

Closca, tecnología, seguridad y diseño para la movilidad urbanaClosca, tecnología, seguridad y diseño para la movilidad urbana
  • linkedin
  • google+


Según datos de la Fundación Mapfre, en España existen 20,5 millones de personas que tienen bicicleta, de los cuales un 20% han sufrido un accidente, que en tres de cada cuatro casos acabó en caída o en atropello.



Este ingeniero industrial y apasionado de la bicicleta es un firme defensor del uso del casco, aunque nunca consiguió convencer a sus amigos de que utilizaran esta protección. Dándole vueltas a cómo podía intentar incentivar a la gente para utilizar esta protección, llegó a la idea de hacer un producto que se adaptara más al estilo de vida de los ciclistas urbanos, desarrollando un casco, que además de ser seguro, fuera plegable y de diseño.



“Nuestra intención era la de hacer un casco que cupiese en un bolso y que fuera de diseño, para poder llevarlo como una prenda de vestir”, explicó Ferrando.



Según este emprendedor, a pesar de que el sector de la bici está en auge – “es insostenible la manera que tenemos de movernos por las ciudades· - las ciudades españolas no están adaptadas para circular con este vehículo, lo que hace peligroso moverse en bicicletas por las urbes nacionales.



Por lo tanto, Ferrando vio que existían carencias dentro de un negocio en alza, como es el de la movilidad urbana sostenible.



“Yo veía que había muchos cascos y muy buenos para montaña y carretera, pero la protección para la cabeza a nivel urbano no estaba bien resuelto”, comentó este apasionado de las dos ruedas, que nos aseguró que la tendencia de crecimiento en este sector es “total”.



Este año se han fabricado más bicicletas que coches”, aseguró Ferrando, que también compartió con nosotros el dato de que en España hay unos tres millones de personas que al día se desplazan en bicicleta.



Con estos datos en la mano, Ferrando y sus socios decidieron apostar por un sector que "aman", y por el que se han quedado sin ahorros por intentar hacer un producto relacionado con la bicicleta “, explicó Ferrando   



Respecto a la posibilidad de que el casco sea obligatorio para circular por ciudad, Ferrando aseguró que a él no le gustan las imposiciones, sin embargo pretenden “incentivar el uso del casco, para ir más seguro por las calles”.



A mí no me gusta que me obliguen a ponerme nada. Yo no lo pondría obligatorio. Uno mismo tiene que tener consciencia de que si es seguro, lo tiene que utilizar”, dijo Ferrando que quiso ilustrar su posición con un ejemplo: “a mí cuando llueve nadie me tiene que obligar a ponerme un paraguas. Ahora, si me constipo, es problema mío”, añadió.



Cambiando de tercio, este ingeniero nos comentó que la percepción de Closca sobre la bicicleta, es que este medio de transporte está entrando dentro del estilo de vida de las personas, y que por eso han desarrollado un casco "customizable".



Ahora la gente se compra la bici que más se ajuste a su forma de vestir. Es una tendencia que hemos visto en el mercado”, reconoció este ciclista urbano, que no quiso despedirse sin hacer un llamamiento a que la gente utilice más la bicicleta.