Existen medidas además de sueldos y pluses

Cinco incentivos no económicos para motivar a los empleados

Tener en una empresa a los empleados motivados es una de las claves para conseguir su óptimo funcionamiento, pero para ello hay que buscar mantener su interés de manera constante, además de un nivel de compromiso elevado. Esto se puede conseguir elaborando un buen plan de incentivos, aseguran desde EAE Business School.

Cinco incentivos no económicos para motivar a los empleadosCinco incentivos no económicos para motivar a los empleados
  • linkedin
  • google+


Con un plan de incentivos laborales en la empresa se consiguen trabajadores más motivados y, por tanto, más productivos; retener al personal valioso y con talento;  atraer a los mejores profesionales disponibles en el mercado; ahorrar en cargas sociales, seguros o pensiones; así como beneficiar tanto al trabajador como a la empresa.



Pero cuando un empresario decida incentivar a sus empleados, debe distinguir entre dos tipos, así como combinarlos, con el objetivo de conseguir un equilibrio entre ambos y satisfacer al mayor número de trabajadores.



Incentivos económicos



Son los que utilizan las empresas en mayor medida a modo de recompensa para mejorar la satisfacción, la motivación, la implicación, el compromiso y la productividad de los trabajadores.



Existen varios tipos de incentivos monetarios, como establecer un complemento al sueldo base, premiar a los empleados con primas anuales, sufragar un plan de pensiones, concertar un seguro médico privado, aumentar de salarios, bonificaciones, préstamos o reembolsos de servicios médicos.



Incentivos no económicos



Este tipo de incentivo favorece y satisface a un mayor número de trabajadores por lo que es conveniente, señalan desde la escuela de negocios, combinarlos con los económicos, al afectar más a las condiciones laborales de los empleados, además de tener repercusiones positivas en su vida personal.



Entre estos incentivos no económicos cabe citar:



1-Establecer un horario más flexible para aumentar la calidad de vida de los empleados y la conciliación de la vida laboral con la familiar.  



2- El empresario, además de mostrase amable con sus trabajadores, debe promocionar un clima de colaboración y confianza en el trabajo, así como el fomento de relajación.



3-Felicitar a los empleados cuando su trabajo esté bien hecho, pues para ellos es satisfactorio y hará que sientan que sus esfuerzos son valorados.



4-Dejar al trabajador que sea quien decida sus días libres y las vacaciones.



5-Los empleados que conocen los productos, facetas y planes de la empresa, tendrán un mayor sentimiento de vinculación y pertenencia a ella, con lo que se conseguirá aumentar la productividad y alcanzar, con más facilidad, los objetivos propuestos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.