Es necesario adaptarse a los cambios

Cinco grandes retos de los directivos de las empresas del siglo XXI

Ser director o CEO de una empresa en la actualidad no es un “camino de rosas”. El Siglo XXI ha venido acompañado de grandes cambios que afectan a las empresas de manera directa y que obligan a los responsables de las compañías a adaptarse a ellos para no quedar rezagados, advierten desde EAE Business School. 

Cinco retos del siglo XXI que deben superar los directores de las empresas  Imagen: eae
  • linkedin
  • google+


1. Retención de talento



Las relaciones entre los empleados y las empresas han sufrido grandes alteraciones, dado que uno de los pilares de la gestión de empresas en el siglo XXI se centra en el trabajo en equipo, localizar a los mejores profesionales, desarrollar al máximo todo su potencial y, retenerlos.



Se trata de contratar en las empresas a los más valiosos y preparados especialistas en cada materia, con el objetivo de combinar sus habilidades y capacidades, además de con otro tipo de expertos, como ‘freelance’ y colaboradores externos.



2. Aumentar la productividad



Conseguir la máxima rentabilidad y productividad en las empresas es otro de los desafíos que tienen los directivos sobre la mesa. A ello se suman la igualdad de géneros -tendencia que, incluso, está regulada por ley-, así como el fomento de nuevas perspectivas, la lucha contra homogeneidad de pensamiento y el manejo de la diversidad ideológica.  



3. Big Data



Cuando se dirige una empresa, sea del tamaño que sea, se manejan una gran cantidad de datos. El Big Data ayuda al empresario a ordenarlos a su favor, sacándoles el mayor rendimiento posible, convirtiéndolos en información concreta, significativa y aplicada a su negocio.



4. Hipercompetencia



La Globalización o posibilidad de llegar con los productos o servicios de una empresa a todos los ciudadanos del mundo, la revolución de Internet y las competencias globales, es decir, las privatizaciones, desregularizaciones, fusiones y adquisiciones, han hecho que aparezca la ‘hipercompetencia’.



Este nuevo término, indican desde EAE Business School, aparece debido a que las empresas trabajan orientadas a realizar nuevos movimientos estratégicos e innovadores de manera infinita, porque la competencia es a nivel mundial.



La empresa debe no sólo influir sobre el entorno, sino también adaptarse a él, así como plantear alianzas estratégicas porque “puede que hoy compitas con una firma y, mañana, la necesites como aliada”.  



5. Marketing digital



Es necesario adaptarse al entorno digital y dirigirse a los consumidores de una forma que elijan los productos de nuestra empresa frente a los que ofrece la competencia, teniendo en cuenta que en la actualidad la mayoría de los clientes se mueven en este medio.



Cinco ideas clave para el éxito de las empresas en este nuevo entorno en su lucha para afrontar estos retos son:



1-La medición del retorno de la inversión.



2-La puesta en marcha de un plan integral que combine el online y offline.



3-Adecuar el marketing a los diferentes canales de comunicación, adaptando las tácticas a los consumidores.



4-Ganarse la confianza de los clientes, lo que lleva su tiempo, porque no se trata de una campaña publicitaria que tiene principio y fin.



5-Las repercusiones de las acciones que realiza una empresa deben poder ser medibles en tiempo real, para poder reaccionar con rapidez ante los problemas o nuevas oportunidades de negocio.